La mujer que ganó $10,000 a Microsoft por una actualización fallida

Asegura que la versión de Windows 10 se instaló sin su autorización y dejó su computadora 'inservible'
La mujer que ganó $10,000 a Microsoft por una actualización fallida
Muchos usuarios no quieren instalar el nuevo sistema operativo porque tienen software que no funciona con Windows 10 o les preocupa la capacidad de rastreo del nuevo sistema.
Foto: Sean Gallup / Getty Images

El gigante informático Microsoft acordó compensar con $10,000 a una mujer de California, Estados Unidos, luego de que una actualización automática del sistema operativo Windows 10 dejara inutilizable su computadora.

Teri Goldstein afirmó que su máquina con Windows 7 intentó actualizar a Windows 10 sin su autorización. Dijo que la actualización había dejado la computadora inservible e inútil para el manejo de su empresa.

Cómo desinstalar Windows 10 si no estás contento con el nuevo sistema

Microsoft dijo haber abandonado sus intentos de apelar el caso para ahorrar en gastos legales.

La empresa ha sido señalada por promocionar de forma agresiva la última versión de su popular sistema operativo, que actualmente está disponible para descargar gratis en computadoras que operan con Windows 7 y 8.

Sin embargo, muchos usuarios han decidido no hacer la actualización porque tienen computadoras antiguas o software que no funciona con Windows 10, o bien les preocupa la capacidad de rastreo del nuevo sistema o simplemente no quieren instalarlo.

“A paso de tortuga”

En febrero, Microsoft incorporó Windows 10 a sus actualizaciones de seguridad y lo convirtió en una “actualización recomendada”. Esto significa que se descargaba e instalaba automáticamente a no ser que el usuario bloqueara el procedimiento.

La compañía fue acusada de intentar engañar a los usuarios a que instalaran la actualización.

Microsoft da marcha atrás con su “truco sucio” para que actualices a Windows 10

El diario Seattle Times informó que la computadora de Goldstein quedó funcionando “a paso de tortuga” desde que se instaló Windows 10 y que el servicio al cliente de Microsoft no había solucionado el problema.

“Yo nunca había escuchado de Windows 10. Nadie me preguntó si quería la actualización”, le dijo la mujer al diario.