Medidas de emergencia para aumentar seguridad en guarderías

Se endurecen las multas por fallas graves y el historial de los centros de cuidado infantil tendrá información de violaciones cometidas hasta seis años atrás
Medidas de emergencia para aumentar seguridad en guarderías
Eugenia Maldonado, la dueña de Andrea's Family and Day Care en Queens. Photo Credito Mariela Lombard/El Diiario NY.

Un mes y medio después de que el alcalde Bill de Blasio anunciara la creación de tarjetas de desempeño que deberán estar puestas a la entrada de las guarderías, el gobernador Andrew M. Cuomo dio a conocer nuevas regulaciones de emergencia para mejorar la seguridad de los niños en los más de 21,000 centros de cuidado infantil que hay en el estado.

Ahora los prestadores de servicios de cuidado infantil deberán estar más atentos, pues las regulaciones endurecen las multas y los castigos.

El mandatario anunció que el Estado tendrá la potestad de revocar y suspender las licencias de las guarderías que violen las leyes, al tiempo que aumenta las sanciones económicas impuestas en aquellos casos en los que se ponga en riesgo la salud y la vida de los menores.

Otra de las medidas anunciadas tiene que ver con la facultad de los padres de familia de ver en internet el historial de las guarderías, incluyendo inspecciones y fallas cometidas hasta de seis años atrás, lo que las obligará a estar con los ojos más abiertos, y se publicarán los datos de aquellos lugares que operan centros de manera ilegal.

“Cada padre de familia debería tener acceso a un cuidado infantil confiable y seguro. Estas nuevas regulaciones ayudarán a mejorar el acceso a una atención de calidad en todo el estado, aumentando la transparencia y la rendición de cuentas en el sistema”, aseguró Cuomo. “Desde el endurecimiento de las sanciones por violaciónes graves hasta actualizar nuestro registro estatal para incluir historial de multas, estas reformas garantizarán que los niños de Nueva York estén seguros y protegidos, mientras están bajo el cuidado de los proveedores de su comunidad”.

Eugenia Maldonado, quien desde hace más de seis años se dedica al cuidado de niños en su guardería Andrea’s Family Day Care, de Woodside, Queens, considerada una de las mejores del sector, recibió el anuncio del Gobernador con sentimientos encontrados.

Aunque considera vital que se garantice la seguridad de los menores y que las guarderías funcionen apegadas a la ley, también teme que al momento de aplicar las sanciones, haya injusticias.

Lo más importante en las guarderías tienen que ser los niños y que quienes se dedican a esto lo hagan por amor a los pequeños, por eso estoy de acuerdo con que haya reglas, pero muchas veces imponen multas por un simple papel que falta o detalles así que no tienen nada que ver con los niños, y eso me preocupa”, agregó.

La ecuatoriana, a su vez manifestó que es importante que quienes cuiden a los menores se preparen, como hizo ella.
“Tengo un título asociado en desarrollo del niño y creo que esto es una tarea de educación, de amor y de paciencia”, agregó.

Asimismo Mara Gutiérrez, madre de un pequeño de 3 años al que lleva a una guardería de Sunny Side, Queens, dijo que es bueno saber que las autoridades están intensificando las medidas para evitar que vuelvan a ocurrir casos como el del bebé de tres meses Karl Towndrow, quien murió el año pasado en una guardería sin licencia.

“Se trata de la vida de nuestros niños. Uno los deja ahí y no sabe lo que pasa con ellos en todo el día. Por eso hay que saber elegir bien dónde inscribirlos y que bueno que las autoridades les hagan seguimiento intenso”.

Aunque las leyes actuales le daban al Estado el derecho de suspender, limitar o revocar las licencias de las guarderías cuando un niño era puesto en “inminente peligro” o cuando su salud se pusiera en riesgo, con las nuevas medidas del Gobernador se especifícan las circunstancias especiales bajo las que se deben aplicar las acciones.

Personal insuficiente, fallas al obtenerle tratamiento médico adecuado a un niño, bloquear las salidas de la guardería, castigo corporal, malas condiciones sanitarias y negarse a cooperar con los inspectores, serán algunas de las razones para implementar las sanciones.

Asimismo, las multas subirán hasta un máximo de $500 diarios por fallas serias cometidas por primera vez o recurrentes relacionadas con riesgos de incendios, seguridad y salud.

Datos de las guarderías y las nuevas regulaciones

  • Las multas subirán hasta un máximo de $500 diarios por fallas serias cometidas por primera vez o recurrentes relacionadas con riesgos de incendios, seguridad y salud.
  • Requieren que los inspectores del Estado notifiquen a las autoridades de los programas ilegales que sean descubiertos.
  • Asimimo ordena que se haga una revisión de todas las guarderías reguladas por un mismo proveedor cuando se suspenda o se revoque la licencia de operación en uno de los lugares que manejan.
  • También exige que las guarderías ilegales notifiquen de inmediato y por escrito a los padres cuando sean cerradas por el Estado.
  • En el Estado de Nueva York hay aproximadamente 21,000 guarderías.
  • 11,000 de estos centros de cuidado infantil están ubicados en la ciudad de Nueva York.
  • La Oficina estatal de Servicios infantiles y de familia supervisa todos los programas de la Gran Manzana, menos los de 2,000 guarderías operadas en los cinco condados por la Ciudad de Nueva York.

Nuevo choque de poderes

Los roces políticos entre el alcalde Bill de Blasio y el gobernador del Estado, Andrew Cuomo son ampliamente conocidos, y luego de que el mandatario estatal intentara pasar una ley sobre guarderías en la Legislatura estatal que se quedó en el tintero, decidió emitir sus medidas de emergencia, lanzando dardos al burgomaestre de la Gran Manzana.

“Es responsabilidad del Estado asegurarse de lo que pasa y no voy a permitir que las agendas políticas pongan en peligro la salud y la seguridad de los niños”, aseguró Cuomo, quien de inmediato recibió críticas por su anuncio, desde la oficina de de Blasio.

“La legislación propuesta no ofrece soluciones a lo que ocurre con los niños después del cierre de instalaciones. Basado en una revisión inicial, las reformas a las normativas de emergencia duplican las medidas de protección infantil que ya existen en la Ciudad de Nueva York”, aseguró Jessica Ramos, vocera de la Alcaldía, a través de un comunicado, donde mostró que la Ciudad está presta a trabajar conjuntamente con el Estado por el bien de los niños.

“Felicitamos al Estado en su cumplimiento de las normas estrictas de la Ciudad correspondientes a la supervisión de las guarderías estatales. Esto no se trata de política, se trata de proteger a los niños – y esperamos trabajar con el Estado en reformas que puedan hacerlo efectivamente”.

Alrededor de la web