Jefe de Aduanas y Fronteras se jubilará en diciembre

Gil Kerlikowske lideró reformas en la CBP sobre el uso de la fuerza, a raíz de varios incidentes mortales en la frontera

Guía de Regalos

Jefe de Aduanas y Fronteras se jubilará en diciembre
Gil Kerlikowske.
Foto: AP Photo / Charles Dharapak, archivo

WASHINGTON.- El comisionado de la Oficina de Aduanas y Fronteras (CBP), Gil Kerlikowske, se jubilará en diciembre próximo, tras liderar reformas sobre el uso excesivo de la fuerza de sus agentes, algunos de los cuales estuvieron implicados en la muerte de decenas de inmigrantes desde 2005.

Kerlikowske dijo durante una reunión el lunes con editores del diario “The Arizona Republic” que dejará el cargo en diciembre tras poco más de dos años de llevar las riendas de la CBP, la agencia a la que pertenece la Patrulla Fronteriza.

La Administración Obama dejará el  poder el 20 de enero de 2017, y cada nueva administración suele renovar el gabinete presidencial y otros cargos clave del gobierno federal.

Consultada hoy por este diario, la CBP aún no ha precisado cuándo es que Kerlikowske hará oficial su anuncio. El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) tampoco ha hecho comentarios.

Kerlikowske lideró una serie de reformas a la política del uso excesivo de la fuerza por parte de agentes de la Patrulla Fronteriza, después de alrededor de 50 incidentes mortales desde 2005, según un análisis del diario de Arizona.

De ese total, sólo un agente afronta cargos federales  por homicidio y está a la espera de un juicio.

Como parte de los cambios y en aras de la transparencia, la CBP ahora investiga todos los incidentes sobre el uso de la fuerza; ha establecido una junta especial que revisa los tiroteos, y divulga públicamente varios informes al respecto.

En la mayoría de los casos que implicaron el uso de la fuerza, los agentes han argumentado que actuaron en defensa propia al enfrentar a inmigrantes que lanzaban piedras o que suponían un peligro para su seguridad.

Ahora, por órdenes de Kerlikowske, los agentes no pueden frenar el paso de un vehículo en movimiento, o cruzarse en su camino para dispararle, y tampoco pueden disparar contra inmigrantes que lanzan piedras, a menos que tengan un temor “razonable” a que su vida o la de otra persona corren peligro.

Kerlikowske también autorizó más capacitación para los agentes sobre el uso de armas letales, y ha restringido el uso de los dispositivo “Tasers” solo en aquellos casos en que los inmigrantes resisten arresto.

Recientemente, la CBP completó la revisión de cuatro incidentes en la frontera sur entre 2012 y 2015,  y libró de culpa a los agentes implicados. En cada caso, incluyendo dos en los que murieron los inmigrantes, los agentes “actuaron en cumplimiento” con los nuevos reglamentos sobre el uso de la fuerza, según la agencia.

Noe García, presidente del grupo “Border Trade Alliance”, dijo hoy en un comunicado que Kerlikowske será recordado como un líder “innovador” en la CBP, que además incrementó la cooperación entre el sector comercial de la frontera y el gobierno federal, aceleró la modernización de las instalaciones aduaneras, y puso en marcha programas pilotos para mejorar el proceso de inspección de cargas.

Otros grupos cívicos, entre éstos la Unión de Libertades Civiles de EEUU (ACLU),  han presionado para que la CBP obligue a sus agentes a incorporar cámaras portátiles en sus uniformes para reducir los incidentes de violencia, o facilitar su investigación.

Kerlikowske ordenó un estudio de viabilidad del uso de esas cámaras en 2015 pero, tras un año de revisión, decidió postergar el despliegue de esas cámaras a gran escala.

El pasado 20 de junio, Kerlikowske nombró a Mark Morgan como jefe de la Patrulla Fronteriza, que cuenta con más de 21,000 agentes desplegados en ambas fronteras de EEUU, la mayoría en la frontera con México.