Demócratas inician convención con miras a la unidad del partido

Clinton hará historia al ser coronada como la primera mujer candidata a la presidencia, pero tendrá el reto de conquistar el apoyo de los seguidores de su antiguo rival, el senador Bernie Sanders
Demócratas inician convención con miras a la unidad del partido
Filadelfia es la sede de la Convención Nacional Demócrata.
Foto: Drew Angerer / Getty Images

FILADELFIA.- La ciudad de Filadelfia, en Pennsylvania, subirá este lunes el telón a la Convención Nacional Demócrata, que pretende servir de contrapeso a la retórica divisiva de los republicanos, y mostrar a un partido unido y listo para que Hillary Clinton haga historia como la primera mujer candidata presidencial en EEUU.

Según los organizadores, la convención del 25 al 28 de julio será un estudio de contrastes con la que ofrecieron los republicanos en Cleveland (Ohio), porque en vez de fisuras, caos y discordia, la demócrata mostrará a un partido  “diverso, unido y entusiasta”,  con el mensaje de que Estados Unidos es “más fuerte cuando estamos unimos”.

Escenario de la Convención Nacional Demócrata en Filadelfia.
Escenario de la Convención Nacional Demócrata en Filadelfia. Foto: Getty

En declaraciones a este diario, Vanessa Cárdenas, activista del grupo feminista “Emily’s List”, dijo que la nominación de Clinton, sin duda, ayudará a poner en la palestra nacional los asuntos que más afectan a las mujeres en este país.

“Esta elección es particularmente importante para las mujeres Latinas…  temas como la unión familiar, la igualdad salarial, los derechos reproductivos y el aumento al salario minimo son muy importantes, y será interesante ver cómo las latinas están asumiendo papeles de liderazgo a través del país y tendrán un papel importante en esta convención”, dijo Cárdenas.

Clinton se encumbrará finalmente como la abanderada del partido tras varias décadas de pugnas con los republicanos, un fallido intento por la nominación presidencial en 2008, y una investigación por el uso de un servidor personal para sus correos electrónicos como secretaria de Estado que no logró descarrilar su ascenso en las primarias.

Pero Clinton también llega a Filadelfia, cuna de la democracia en EEUU, con el desafío de ganarse el apoyo de los partidarios de su antiguo rival en la contienda, el senador Bernie Sanders.

Sanders, quien reprochó a Clinton ser del “establishment” político y estar demasiado ligada a Wall Street, no ha suspendido oficialmente su propia campaña, pero ha prometido que hará lo posible para que Clinton “sea la próxima presidenta de EEUU”.

Clinton necesitará el apoyo de los millones de seguidores de Sanders para vencer al candidato republicano, Donald Trump, especialmente los votantes jóvenes y los independientes. Su compañero de fórmula, anunciado el viernes pasado en Twitter, es el senador y exgobernador demócrata por Virginia, Tim Kaine,  quien se ha granjeado buena reputación como un líder centrista, pragmático, y forjador de consenso.

No está claro que ya tenga amarrado el voto de los seguidores de Sanders , a la luz de un informe filtrado a Wikileaks sobre los presuntos planes secretos para torpedear las aspiraciones electorales de Sanders a través de una campaña de desinformación, plantando una narrativa falsa sobre la disfunción de su campaña, o poniendo en duda sus creencias religiosas.

COBERTURA ESPECIAL DE LAS ELECCIONES

Protestas variopintas

Ya antes de que se filtrara el supuesto plan en ciernes, miles de partidarios de Sanders, los del movimiento “#BernieorBust”,  habían programado una protesta para demostrar su descontento con el partido, y para dejar en claro que no votarán por Clinton así Trump sea “el mismo demonio”.

Las autoridades de Filadelfia preven aumentar la seguridad ante la llegada de entre 35,000 y 50,000 manifestantes en al menos media decena de puntos estratégicos en la ciudad, buena parte ellos partidarios de Sanders pero también activistas de diversas causas.

Estudio de contrastes

Contrario al encuentro republicano, que tuvo oradores de bajo perfil y una notable ausencia de los “pesos pesados” del partido, la convención demócrata estará poblada a lo largo de cuatro días de una constelación de influyentes oradores, incluyendo al propio presidente Barack Obama y el vicepresidente, Joe Biden, además de miembros de la élite del partido y activistas de diversas causas.

El encuentro además servirá de escaparate de la diversidad del partido,  que cuenta con centenares de delegados minoritarios, incluyendo a poco más de 720 latinos, en comparación con los 133 que tuvo la reunión republicana.

Así, los delegados que acudirán al encuentro en el Wells Fargo Center representan un verdadero mosaico de la población en EEUU, en contraste con el mar de rostros, en su mayoría blancos, del Partido Republicano.

Las minorías estarán representadas en la Convención Demócrata. Foto: Getty
Las minorías estarán representadas en la Convención Demócrata. Foto: Getty

Plataforma progresista

Durante la convención, los delegados aprobarán la plataforma del partido, anunciada como una de las más progresistas de su historia y que, como concesión a Sanders, incorporó muchas de sus ideas de justicia social.

La plataforma incluye, por ejemplo, un apoyo al aumento al salario mínimo; la defensa de los alivios migratorios y una reforma migratoria integral, y matrículas gratuitas en universidades públicas, entre otros asuntos.

También nominarán oficialmente al binomio Clinton-Kaine para la contienda general, y Clinton aceptará la candidatura con un discurso de clausura el jueves próximo.

Temario de convención

Al igual que en la convención republicana, la demócrata tendrá cada día un lema distinto, según el comité organizador de la convención.

El lunes se centrará en el futuro de las familias  y “la construcción de una economía que funcione para todos”, y para remachar ese mensaje la lista de oradores incluye a la primera dama, Michelle Obama, la activista “Dreamer” Astrid Silva, y Sanders.

Obama Discusses His Immigration Plan At Visit To Las Vegas High School
La activista Astrid Silva es una de las oradoras de la convención Nacional Republicana. Foto: Getty

Silva hablará de su cruzada por una reforma migratoria integral que promueva la unificación familiar, mientras que Sanders previsiblemente destacará la urgencia de continuar su “revolución política” en favor de las clases media y trabajadora.

El martes, el expresidente Bill Clinton encabezará la lista de oradores, y tendrá la tarea de presentar a su esposa como un luchadora de toda la vida por el bienestar de los niños, las familias y el país entero.

Ese día también habrá amplia participación de activistas y familiares de víctimas de la violencia, que piden un mayor control de las armas.

El miércoles, Obama y Biden lanzarán un recordartorio sobre lo que está en juego en esta elección y por qué es urgente derrotar a Trump en las urnas.  Obama, sobre todo, quiere asegurar que Clinton gane y dé continuidad a su agenda política.

El jueves la convención cerrará con broche de oro cuando Clinton aparezca en el escenario acompañada de su hija Chelsea, y ofrezca un discurso de aceptación en el que llamará a la unidad nacional y delineará su proyecto de futuro del país.