Clinton pide que Congreso reanude sesión y apruebe fondos contra el zika

Republicanos acusan a Clinton de usar el zika como arma electoral
Clinton pide que Congreso reanude sesión y apruebe fondos contra el zika
Hillary Clinton habla con el personal de asistencia sanitaria en el Borinquen Health Care Center en Miami, Florida.
Foto: Joe Raedle / Getty Images

WASHINGTON.- Con la advertencia de que el virus del zika se ha vuelto una creciente “epidemia” en EEUU, la aspirante presidencial demócrata, Hillary Clinton, instó este martes al Congreso a que recorte sus vacaciones y apruebe sin más demoras los fondos para combatirlo.

El Congreso inició su receso de verano sin aprobar una medida de $1,100 millones para combatir la propagación del zika. Clinton aprovechó su visita al Centro Médico Borinquen en Miami, considerado la “zona cero” de la transmisión local del virus, para pedir medidas urgentes.

“Le urjo mucho al liderazgo del Congreso a que convoque una sesión especial para aprobar el proyecto de ley”, dijo Clinton, tras visitar el centro médico en el sector de Wynwood.

“Si aprobamos estos fondos críticos, podemos desarrollar rápidas pruebas de diagnóstico y tratamiento, y hasta comenzar la dura labor de desarrollar una vacuna. No debemos descansar hasta lograrla”, argumentó Clinton, tras advertir de que es “una epidemia que sólo aumentará y afectará a más personas”.

Su compañero de fórmula, el senador demócrata por Virginia, Tim Kaine, ha dicho que regresaría de inmediato a Washington para emitir su voto a favor de los fondos estacandos por pugnas partidistas.

COBERTURA ESPECIAL DE LAS ELECCIONES

Clinton acusó a su rival republicano, Donald Trump, de no dar suficiente prioridad a la crisis de salud pública que ha generado el virus, que causa defectos congénitos y trastornos neurológicos.

Aunque Trump no ha visitado esta zona del país, el Comité Nacional Republicano (RNC, en inglés) de inmediato acusó a Clinton de utilizar esta crisis de salud como un arma electoral.

Es que, a finales de junio pasado, los demócratas del Senado se opusieron al proyecto de ley que aprobó la Cámara de Representantes porque incluía medidas ajenas al problema del zika, entre éstas restricciones para los fondos destinados a la organización de planificación familiar, “Planned Parenthood”.

El presidente Barack Obama, que había solicitado un total de $1,800 millones para combatir el zika, ha dicho que vetará cualquier legislación que restrinja los fondos para Planned Parenthood, pero esa advertencia ha caido en oídos sordos en el Congreso.

El senador republicano por Florida, Marco Rubio, quien afronta una dura lucha por su reelección en noviembre próximo, se ha sumado a los demócratas para pedir que el Congreso someta a votación los fondos.

Ante la inacción del Congreso, el Departamento de Salud y Recursos Humanos (HHS) canalizó $374 millones de sus fondos hacia el combate contra el zika, incluyendo poco más de $220 millones para los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés). Pero esos fondos, en plena estación de verano, se agotarán pronto, según notificó a la Cámara de Representantes, la secretaria de Salud, Sylvia Burwell.

Clinton recorrió la clínica en compañía de un ginecólogo y del director del centro médico, quienes han estado en las “trincheras” atendiendo a pacientes afectados con el zika y tratando de frenar su propagación.

En ese sentido, Clinton elogió la labor del personal médico, reafirmó su apoyo a los centros de salud comunitarios, y pidió expandir la red de estos centros.

Las autoridades de los CDC han confirmado unos 1,825 casos de zika en EEUU, incluyendo 322 en Florida, aunque la mayoría de éstos hasta ahora han sido por contagio en el exterior.

La urgencia ahora es evitar la propagación de casos de transmisión local, como ha ocurrido en la zona de Winwood en Miami, que ya ha registrado unos 17 casos.

Como medida de precaución, a principios de mes los CDC aconsejaron a las mujeres embarazadas y a sus parejas a evitar el área. Es la primera vez que los CDC emiten una advertencia de viajes dentro de EEUU.

La visita de Clinton, en el segundo y último día de una gira por Florida, se llevó a cabo en el marco de una reñida contienda presidencial en la que el estado sureño juega un papel clave.

También forma parte de los continuos esfuerzos de la campaña de Clinton por sumar votos entre los latinos en Florida, que realizará primarias el próximo 30 de agosto.