Pastor que “celebró” matanza de gays en bar de Orlando acusado de abusar de niño

Kenneth Adkins se entregó a las autoridades este viernes
Pastor que “celebró” matanza de gays en bar de Orlando acusado de abusar de niño
El religioso lidera iglesias en Jacksonville, Florida; y en Atlanta y Brunswick, Georgia.

“Predicando la moral en calzoncillos”

El pastor conservador de Florida que indicó que las víctimas del tiroteo en el bar gay Pulse recibieron “lo que merecían” fue acusado de molestar sexualmente a un niño.

Kenneth Adkins (56) fue arrestado este viernes en Georgia tras señalamientos de que agredió a un menor de 16 años miembro de su congregación en hechos que se remontan al 2010, informaron medios nacionales.

Adkins se entregó ayer en la mañana a las autoridades del condado Glynn por cargos de abuso sexual de menores.

“Nosotros estamos decepcionados por lo apresurado que las autoridades presentaron este caso”, indicó Charlotte Stormy Adkins, esposa del acusado a  The Florida Times-Union.  “Estamos confiados de que Kenneth Adkins saldrá inocente de todos los cargos”, agregó la mujer al tiempo que alegó que el denunciante supuestamente tiene problemas emocionales.

El religioso que lidera iglesias en Jacksonville, Florida; y en Atlanta y Brunswick, Georgia, cobró notoriedad luego de que publicara en redes mensajes incendiarios en los que responsabilizaba a las víctimas de Omar Mateen, quien disparó a mansalva contra inocentes que se encontraban el pasado mes de junio en la discoteca. El hombre publicó en su  cuenta de Twitter que “ha pasado por demasiado con estos gays de Jacksonville, por lo que no veo a ninguno de ellos como víctima. Los veo como que recibieron lo que merecían”.

Sus declaraciones provocaron indignación entre cientos de estadounidenses. Posteriormente, el pastor dijo que sus comentarios iban dirigidos a los homosexuales del norte de Florida y no a las víctimas.

Cabe señalar que Adkins es conocido por sus posturas antigay y fue uno de los portavoces en contra de la medida que extendía la protección a la comunidad LGBT en Jacksonville ante actos discriminatorios.

En el ataque en el bar Pulse murieron  49 personas y 53 resultaron heridas.