Corte formaliza imposición de cargos contra Oscar Morel

El acusado de asesinar a dos musulmanes en Queens compareció este jueves al Tribunal Supremo en Kew Gardens
Corte formaliza imposición de cargos contra Oscar Morel
Los restos de Maulama Akonjee y asistente Thara Uddin fuero sepultados dos días después de su asesinato.

En lo que es considerado un requisito previo al inicio formal del juicio, este jueves le fueron formalizado los cargos en el Tribunal Supremo en Kew Gardens, Queens, a Oscar Morel, el acusado de asesinar a un imán y a su ayudante, el  13 de agosto, en Ozone Park.

Morel, de 36 años, llegó al tribunal alrededor de las 11 a.m. para su procesamiento. Allí se le informó que el documento inculpatorio lo acusa de un cargo de asesinato en primer grado, dos cargos de asesinato en segundo grado y dos de posesión criminal de un arma de fuego.

En la corte se anunció que el 15 de octubre comenzarán los pedimentos preliminares al juicio. Morel está acusado por prestantemente disparar estilo ejecución en la cabeza al imán Maulana Akonjee, de 55 años, y su asistente y amigo Thara Uddin, de 64.

Morel ha sido firme en insistir que es inocente y su abogado defensor, Michael Schwed, dijo que “estamos pidiendo programar una audiencia sobre cómo condujeron la identificación y cómo recuperaron la evidencia”.

Entre tanto, el fiscal Peter Lomp aseguró que el caso es potente: “El acusado se enfrenta a una cadena perpetua sin la posibilidad de libertad condicional a pesar de lo que pasó en la identificación de línea”.

La principal evidencia que condujo al arresto formal de Morel   fue una pistola calibre .38 que las autoridades encontraron escondida dentro de la pared de su apartamento.

“Se descubrió científicamente que la pistola que se encontró en su casa se uso en el asesinato y hay amplias corroboraciones de la participación del acusado en el caso”, añadió Lomp. Además de la pistola, tienen videos de seguridad, comentarios del acusado y otros testigos.

Otro fiscal, Crystal Igneri, dijo que Morel le indicó a unos detectives cuando lo arrestaron que “Yo sabía que iban a venir”.

Por su parte el abogado defensor dijo que no ha visto prueba que confirmen que la pistola se encontró en su casa y añadió que Morel está en buenos espíritus.