Clinton y Trump compiten por mostrar dureza contra terroristas

Atentados del pasado fin de semana han puesto nuevamente en la palestra nacional los temas de seguridad y la lucha antiterrorista
Clinton y Trump compiten por mostrar dureza contra terroristas
Los candidatos han dado a conocer su postura respecto al tema de seguridad en los EEUU.
Foto: EFE

Los atentados en Nueva York, Nueva Jersey y Minnesota el pasado fin de semana sacudieron este lunes la contienda presidencial, mientras EEUU afronta el reto de desarticular al “Estado Islámico” (ISIS) y reforzar la seguridad nacional.

Aunque ninguno de los tres atentados dejó muertos, los incidentes, ocurridos pocos días después del 15 aniversario de los atentados de 2001 y a 50 días de los comicios generales, dejaron en claro que Estados Unidos no es inmune a los continuos ataques de grupos terroristas como ISIS.

¿Quién puede más contra los terroristas?

Desde la contienda presidencial, tanto la aspirante presidencial demócrata, Hillary Clinton, como su rival republicano, Donald Trump, defendieron sus respectivos planes para combatir al terrorismo internacional.

Antes de abordar un avión rumbo a un evento electoral en Filadelfia (Pensilvania), Clinton acusó a Trump de usar los incidentes del pasado fin de semana para fines políticos.

“Soy la única candidata en esta contienda que ha participado en las difíciles decisiones de eliminar a terroristas del campo de batalla”, dijo Clinton.

“Sé cómo hacer esto”, agregó Clinton, al destacar su participación en reuniones de seguridad nacional durante su tiempo como secretaria de Estado (2009-2013).

En 2011, Clinton estuvo en la llamada “Situation Room” de la Casa Blanca, donde el presidente se reúne en privado con sus asesores de seguridad nacional, cuando EEUU logró el asesinato del cabecilla de Al Qaeda, Osama bin Laden, en Abbottabad (Pakistán), el 2 de mayo de 2011.

Clinton siempre ha dicho que la lucha antiterrorista no es contra el Islam y en su página web, propone tres puntos fundamentales contra ISIS: campaña de ataques aéreos contra sus puestos en Irak y Siria; una mayor colaboración con los aliados de EEUU en Europa, y más recursos para los servicios de inteligencia y las autoridades policiales en este país.

Clinton advirtió hoy que grupos terroristas como ISIS están aprovechando la retórica de Trump para “reclutar a más combatientes”, y pidió a los votantes que no se dejen “distraer” con una retórica contra “toda una religión”.

¿Le beneficia a Trump?

El portavoz de la campaña de Trump, Jason Miller, replicó hoy que las acusaciones de Clinton no son más que un esfuerzo por distraer la atención de “su terrible trayectoria en torno a ISIS”.  Trump dijo, a su vez, que Clinton es quien ha “envalentonado a los terroristas en todo el mundo”.

En entrevista telefónica con Fox News, Trump dijo que hay que actuar con más dureza contra los terroristas porque, a su juicio, el presidente Barack Obama y otros líderes de su Administración han sido tibios con los grupos radicales.

“Los estamos golpeando de vez en cuando, los estamos golpeando en algunos lugares. Estamos siendo muy suaves con esto y tendremos que ser más duros”, dijo Trump, quien tomó crédito por adelantarse a las autoridades a decir, la noche del sábado, que la explosión en Nueva York fue resultado de una bomba.

Durante buena parte de las primarias, Trump propuso una moratoria a la entrada de musulmanes a EEUU pero, ante la repulsa generalizada, después pidió negar la entrada a refugiados e inmigrantes de países con vínculos terroristas.

Un artículo de prensa del pasado 24 de agosto en la revista “Foreign Affairs” subrayó que miembros de ISIS prefieren que gane Trump porque lo ven como el más débil de los candidatos en torno al combate contra grupos islámicos fundamentalistas.

En su página web, Trump no tiene un espacio dedicado exclusivamente a la lucha antiterrorista pero, al igual que en recientes actos electorales, repitió hoy la idea de que EEUU debe hacer un mayor escrutinio de los refugiados y permitir el ingreso sólo de personas que compartan los “valores” estadounidenses.

Trump insistió recientemente en que tiene un plan para derrortar a ISIS pero que no va a divulgarlo para “no alertar al enemigo”.

Mucho antes que las propusiera Trump, la Administración Obama ya ha adoptado medidas pensadas para frenar la marcha de terroristas islámicos, como la coordinación internacional contra ISIS o un mayor intercambio de datos de inteligencia.

En general, las encuestas muestran que Trump aventaja a Clinton en asuntos relacionados con la lucha antiterrorista, aunque la exsecretaria de Estado recibe mejores calificaciones en torno al temperamento para liderar al país.

Clinton y Trump hicieron sus declaraciones el mismo día en que las autoridades lograron el arresto en Nueva Jersey del afgano-estadounidense, Ahmad Khan Rahami, en conexión con los atentados en un barrio en Manhattan y una ciudad costera de Nueva Jersey. El atentado en un centro comercial en Minnesota está siendo investigado como un posible acto de terrorismo.

“Los terroristas islámicos radicales están ansiosos de crear violencia en nuestras comunidades. Desde ataques de individuos radicalizados a planes coordinatos de grupos como ISIS, la guerra de los yijadistas contra Occidente ha entrado en una nueva y peligrosa fase”, advirtió el senador republicano por Florida, Marco Rubio.