Incertidumbre en Elizabeth tras captura de sospechoso de explosiones

Vecinos del detenido se mostraron sorprendidos con la noticia y advirtieron que es necesario estar con los ojos bien abiertos
Incertidumbre en Elizabeth tras captura de sospechoso de explosiones
Agentes acordonaron el área donde residía el sospechoso. JEWEL SAMAD/AFP/Getty Images

Tras la captura de Ahmad Khan Rahami, sospechoso de la explosión que el sábado dejó más de 25 heridos en Chelsea, Nueva York y otra en Nueva Jersey, vecinos de Elizabeth, donde vive el detenido, manifestaron tener mucho miedo.

Tras el operativo de la policía y del FBI que además de la detención de Rahami incluyó el decomiso de material hallado en la casa donde el joven vive con su familia, un ambiente de incertidumbre se apoderó de esa localidad del estado jardín.

Así lo manifestó la colombiana Beatríz Muñoz, dueña de la panadería Mi Colombia Bakery, ubicada en la avenida Elmora, a solo unos pasos de donde reside Rahami, oriundo de Afganistán.

Vecinos de Elizabeth tuvieron una mañana inusual.  Drew Angerer/Getty Images
Vecinos de Elizabeth tuvieron una mañana inusual. Drew Angerer/Getty Images

“Aquí todos estamos muy asustados pero no podemos dejarnos aterrorizar”, dijo la mujer, quien agregó que todos los clientes del sitio, al igual que los vecinos, no paran de hablar de lo sorprendidos que quedaron al saber que ahí se movía el presunto terrorista.

“Estoy muy nerviosa pero lo bueno es que las autoridades aquí siempre están pendientes con estos temas y han sido muy efectivos con la captura”, dijo.

Asimismo, el bogotano Óscar Marín, quien reside en Elizabeth, aseguró que es importante que tras los hechos ocurridos, toda la ciudadanía esté muy atenta e informe a la policía hasta la más minima sospecha.

Hay que tener los ojos bien abiertos porque cualquier información que uno le de a la policía, por pequeña que parezca, puede hacer una diferencia enorme”, manifestó.

Otro vecino del sitio, que prefirió no dar su nombre, aseguró que Rahami parecía una persona tranquila y dijo que lo había visto varias veces trabajando en el negocio de su padre Muhammad Rahami, el restaurante de comida rápida “First American Fried Chicken”, ubicado en el primer piso de la residencia familiar.

El colombiano mencionó que el establecimiento había tenido algunos problemas con la Ciudad y que hace unos meses los obligaron a cerrar más temprano porque había quejas de los vecinos por el ruido y desorden de muchos clientes del sitio.

El año pasado miembros del FBI reportaron su preocupación luego de conocer que Nueva Jersey se había convertido en uno de los estados de la Unión Americana donde el grupo terrorista ISIS intentaba reclutar a jóvenes a través de internet, varios de ellos en Newark.