El polvo no sólo ensucia, también enferma

Estudio halla partículas de 45 químicos potencialmente tóxicos
El polvo no sólo ensucia, también enferma

El polvo de la casa contiene una amplia gama de productos químicos tóxicos, que pueden exponer a la gente a compuestos dañinos en sus propios hogares.

Así lo asegura un reciente estudio realizado por el Instituto Milken de Salud Pública de la Universidad de Washington George (GW) que fue dado a conocer recientemente.

De acuerdo con la investigación Consumer product chemicals in indoor dust: a quantitative meta-analysis of U.S. studie,  que fue liderada por Ami Zota, profesora asistente de la GW,  los 45 residuos químicos potencialmente peligrosos (encontrados en muestras de polvo recaudadas en hogares de 14 estados de la nación) provienen de artículos y productos de uso diario, tales como muebles, alfombras, artículos electrónicos, pisos de vinilo, productos de cuidado personal y de limpieza, materiales de construcción y juguetes.

El DEHP (una clase de ftalato peligroso) encabeza la lista de los químicos tóxicos hallados, mientras que los fenoles ocupan el segundo lugar y los productos químicos que retrasan la combustión de las llamas que desatan los incendios están de terceros.

El estudio también halló TDCIPP (un agente causante de cáncer), que con frecuencia se encuentra en muebles, productos para bebés y otros artículos para el hogar.

“Los resultados sugieren que las personas, y especialmente los niños, están expuestas a diario a múltiples sustancias químicas acumuladas en el polvo que están vinculadas a problemas graves de salud”, dice Zota, en un comunicado expedido por la GW.

Qué hacer

Como las sustancias químicas de los productos de consumo diario se liberan por el aire y se depositan en el polvo que se asienta en pisos y artículos del hogar, los investigadores recomiendan tomar medidas que reducen la presencia de estos tóxicos en el hogar.

Entre estas medidas están:

  • Mantener bajos los niveles de polvo dentro del hogar (lo más que se pueda), aspirando con frecuencia la alfombra con una aspiradora equipada con un filtro HEPA de alta eficiencia.
  • Retirare el polvo de los pisos de madera con la aspiradora o un trapeador húmedo en vez de usar la escoba.
  • Abrir las ventanas, para permitir la circulación del aire fresco.
  • Lavarse con frecuencia las manos, especialmente la de los niños pequeños que gatean e infantes que a menudo se llevan sus dedos y manos sucias de polvo a la boca.
  • Evitar los productos para el hogar y los artículos de uso personal elaborados con materiales que contienen sustancias químicas peligrosas como es el caso de los muebles con retardantes de llamas o protector de manchas, así como los juguetes plásticos que no certifican estar libres de ftalatos.
Los investigadores recomiendan lavar las manos de los niños pequeños con frecuencia para prevenir que estén sucias de polvo cuando se las lleven a la boca y evitar la compra de artículos y juguetes elaborados con plásticos que contienen sustancias químicas tóxicas.
Los investigadores recomiendan lavar las manos de los niños pequeños con frecuencia para prevenir que estén sucias de polvo cuando se las lleven a la boca y evitar la compra de artículos y juguetes elaborados con plásticos que contienen sustancias químicas tóxicas./Shutterstock

Otros consejos

Estas son otras medidas que se pueden seguir para reducir los índices de polvo en la casa.

  •  Tapete de bienvenida. Bien hacen los japoneses al quitarse los zapatos antes de entrar al hogar, ya en su suela queda atrapado gran parte de la cantidad de polvo que ingresa a la casa. Así que si no te gusta la costumbre de dejar los zapatos en la puerta, coloca un tapete en la entrada para que la gente se limpie bien la suela antes de ingresar a la casa.
  • Ventilación inteligente. Se recomienda abrir las ventanas para hacer circular el aire ya sea en temprano en la mañana o tarde en la noche, cuando se tiene menos partículas de polvo y polen en el ambiente.
  •  Limpieza sistemática. Al limpiar el polvo, hay que empezar por las superficies altas y luego seguir con las bajas. De esta manera el polvo se recoge de forma sistemática.
  • Usar trapos húmedos o de microfibra. La retirada del polvo de muebles, pisos, persianas, ventiladores, repisas, bordes y otras superficies del hogar se debe hacer con trapos húmedos o de microfibra, así las partículas no saltan de un lado para el otro.
  •  Aspiradora eficiente. En vez de barrer las superficies cubiertas de polvo, lo mejor es aspirar con una aspiradora con filtro HEPA, así el polvo se recoge en su totalidad y no se propaga de un lado al otro.
  • Trapear en vez de barrer. El mejor sistema para recoger el polvo de los pisos de madera es usando un trapero húmedo por toda su superficie, pasándolo por debajo de mesas, sofás y sillas.

    La limpieza del polvo se inicia pasando un trapo húmedo por la superficies altas y luego por las bajas.
    La limpieza del polvo se inicia pasando un trapo húmedo por la superficies altas y luego por las bajas./Shutterstock