Lakers iniciaron nueva era con Luke Walton y el fantasma de Kobe Bryant se sintió

El joven entrenador cree que D’Angelo Russell tiene aptitudes para convertirse en el próximo líder del equipo
Lakers iniciaron nueva era con Luke Walton y el fantasma de Kobe Bryant se sintió
Los jugadores de los Lakers (de izq. a der.) Julius Randle, D'Angelo Russell y Jordan Clarkson se acomodan con su nuevo entrenador Luke Walton para una sesión de fotos en el día de medios del equipo.
Foto: Getty Images

Con la presencia de un nuevo entrenador y la ausencia permanente de su gran estrella de los últimos tiempos, los Lakers de Los Ángeles iniciaron el lunes una nueva era.

El primer día de pretemporada de la escuadra angelina fue una especie de ritual para despedir al pasado y saludar al futuro.

Luke Walton se presentó a trabajar por primera vez en el gimnasio de los Lakers con el equipo completo haciendo un llamado a la paciencia mientras que muchas de las conversaciones que se escuchaban en el lugar giraban en torno a Kobe Bryant.

“Todos debemos ser muy pacientes; yo como entrenador, los jugadores y también los aficionados”, dijo el entrenador de los Lakers, que la campaña pasada tuvieron la peor temporada de su historia con un récord de 17-65.

“De nada nos serviría imponernos presiones innecesarias para cumplir nuestro objetivo de cambiar las cosas aquí. Puede que nos lleve un par de años o puede que suceda antes, pero todos debemos ser muy pacientes”, recalcó Walton, quien el año anterior dirigió el histórico inicio de temporda de los Warriors de Golden State como entrenador interino, con un récord de 39-4.

A sus 36 años de edad, Walton es uno de los estrategas más jóvenes de la liga y eso le ha facilitado las cosas para entablar una buena relación con sus jugadores.

“Luke es un entrenador que tiene una forma de pensar muy apegada a nuestra generación y eso le permite comunicarse muy fácil con nosotros”, aseguró el delantero de los Lakers, Tarik Black. “Luke entiende nuestra perspectiva como jugadores, entiende cómo pensamos y eso es muy importante”.

Una de las maneras en que Walton ha logrado estrechar la relación con sus jugadores es poniendo música durante las prácticas del verano con los jugadores jóvenes del equipo, un método de trabajo que aprendió siendo asistente del entrenador de Golden State, Steve Kerr.

“Cuando llegué a Golden State vi que Steve ponía música durante los entrenamientos y me di cuenta que con eso los jugadores subían su energía y daban un esfuerzo extra, así que decidí traer esa modalidad de trabajo a los Lakers”, explicó.

Comandar a un grupo de jóvenes con potencial para llegar a ser figuras en la liga es algo que Walton toma como un reto y no como un obstáculo para lograr su meta de devolverle a los Lakers el brillo de antaño.

De los 20 jugadores que se presentaron el lunes para iniciar la pretemporada, cuatro son novatos, cuatro tienen experiencia de un año en la NBA, tres apenas están en su segunda temporada y dos nunca han jugado en Estados Unidos. Los Lakers tienen una plantilla que promedia 3.7 años de experiencia en la NBA.

“Este grupo de jóvenes ama jugar básquetbol, están hambrientos de aprender y disfrutan mucho la oportunidad que tienen de estar aquí”, afirmó Walton.

La vida sin Kobe

La juventud de su plantel hace que los Lakers carezcan en este momento de la presencia de un líder dentro y fuera de la cancha.

La ausencia de Kobe Bryant, quien la campaña pasada se retiró de las duelas tras 20 años de representar al equipo, abre la puerta para que en el equipo surja un nuevo caudillo.

“En estos momentos no sabemos quién pude ser el siguiente gran líder de este equipo, va a ser muy divertido ver qué jugador puede desarrollar esas cualidades”, dijo Walton.

“Va a ser interesante ver qué jugador toma la palabra cuando enfrentemos adversidades, qué jugador saldrá a dar la cara cuando las cosas se pongan difíciles”, apuntó.

Walton señaló que uno de los jugadores que espera tome ese papel dentro del equipo sea D’Angelo Russell.

“En la posición de armador debes tener un jugador que sea expresivo, que levante la voz, y creo que D’Angelo entiende eso”, dijo el entrenador.

“D’Angelo es un jugador muy joven, con apenas una temporada de experiencia en la liga, pero entiende que su posición dentro de la cancha lo llama a ser uno de los líderes del equipo”, comentó. “Hay jugadores que nacen para ser líderes y hay jugadores que aprenden a ser líderes y hasta el momento estoy muy impresionado con la actitud que D’Angelo está tomando para hacerse de esa responsabilidad”.

Volver a ganar

Mientras los Lakers buscan a su nuevo líder, los jugadores del equipo prefieren pensar que la ausencia de Kobe Bryant no será obstáculo para darle a la franquicia un nuevo impulso.

“Se empieza un ciclo diferente, Kobe fue un jugador único e irrepetible, pero creo que no hay que comparar a este equipo con el pasado”, opinó el guardia español José Calderón, uno de los refuerzos de los Lakers esta temporada.

“Creo que los Lakers son suficientemente grandes como para volver a ganar, hay que ver cuánto tiempo nos tarda, pero tenemos las bases perfectas para que eso ocurra”, afirmó.

Quien admitió tener sentimientos encontrados por la ausencia de Kobe fue Julius Randle.

“Sentí algo raro, pero la vida sigue”, dijo el delantero cuando se le preguntó qué sintió al entrar al gimnasio y aceptar que Kobe ya no está en el equipo.

“La vida debe continuar, Kobe ya no está, pero los Lakers estarán por siempre”.

 

Alrededor de la web