Más seguridad en los refugios para desamparados

El Departamento de Policía crea unidad de prevención de delitos
Más seguridad en los refugios para desamparados
El NYPD intervendrá con una unidad de 22 agentes para garantizar la seguridad en los refugios.

NUEVA YORK.- Oficiales del Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York (NYPD) comenzarán a trabajar en los refugios para desamparados, como parte del plan para mejorar las políticas de seguridad de estos centros, dispuesto por el Alcalde en marzo de 2016. Algunas de las medidas como resultado de esa revisión están ya en vigencia, se dijo durante el anuncio este viernes.

El comisionado adjunto del NYPD, Benjamin Tucker junto al comisionado del Departamento de Servicios Sociales, Steven Banks, anunciaron que 22 agentes de la Uniformada trabajarán con el Departamento de Servicios Sociales para ayudar a supervisar la administración de los refugios que administra el Departamento de Servicios para Personas sin Hogar (DHS).

“El NYPD está entre las principales organizaciones policiales del mundo y tenerlo trabajando con el comisionado Banks para promover la seguridad en nuestros refugios garantizará el mejor enfoque posible para brindar protección tanto a los residentes del refugio como a los vecindarios donde están localizados”, dijo el alcalde Bill de Blasio.

Un componente clave del plan de revisión a los servicios que se ofrece a los desamparados -que tomó 90 días, dispuesto por De Blasio- fue el despliegue de un equipo administrativo del NYPD para trabajar con el Comisionado Banks, en la supervisión de las operaciones cotidianas de seguridad del sistema de refugios, el mismo que ha venido trabajando desde el mes de abril.

“El 2016 fue el año más seguro registrado en la ciudad. Traeremos nuestra experiencia en la lucha contra el crimen para ayudar al DHS a hacer sus instalaciones más seguras”, dijo el comisionado de Policía James P. O’Neill.

Los 22 miembros del NYPD, estarán liderados por el subdirector Edward Thompson, informó el comisionado.

De su parte Steven Banks, declaró que el plan de seguridad del DHS, incluyendo el nuevo papel clave de la Policía, demuestra nuestro compromiso de garantizar la seguridad y el bienestar de las personas y familias a las que el DHS tiene bajo su protección.

“El trabajo del DHS con el equipo del NYPD ya se ha traducido en la implementación de mejoras cruciales  de seguridad en los albergues”, enfatizó Banks.

Entre las medidas implementadas para mejorar la seguridad en los refugios se destacan, un sistema de notificación de prevención del delito, un informe diario de evaluación de riesgos y un sistema de monitoreo de delincuentes sexuales.

Además se creó un instrumento de evaluación para el despliegue de personal competente en los refugios y se ofreció capacitación especializada a los supervisores del DHS. Asimismo se estableció un código de procedimientos para búsquedas en los refugios y mejoras de seguridad en los hoteles contratados por el DHS, utilizando guardias privados.