Por estar gordos, Air India reubica a tripulantes de vuelos en cargos administrativos

El sobrepeso no sólo perjudica la salud, en la aerolínea Air India te puede representar un cambio de trabajo, o el despido.
Sigue a El Diario NY en Facebook
Por estar gordos, Air India reubica a tripulantes de vuelos en cargos administrativos
Air India decidió que las azafatas con sobrepeso se quedarán en tierra.

NUEVA DELHI.- La aerolínea estatal Air India ha recolocado a 57 tripulantes de cabina en trabajos administrativos por estar gordos, una medida que sigue las directrices del órgano indio que regula la seguridad en la aviación.

“Se trata de un procedimiento estándar. Les damos algo de tiempo para que se pongan como corresponde (…) y luego regresan” a sus puestos, afirmó hoy  el portavoz de Air India, G.Prasada Rao.

Según las nuevas regulaciones sobre peso del Consejo General de Aviación Civil (DGCA), en vigor desde 2014, las aerolíneas del país asiático deben clasificar el peso de su personal en “normal”, “con sobrepeso” u “obeso”.

La normativa está destinada a reforzar la seguridad de los pasajeros, ya que el personal necesita estar en forma para realizar su trabajo y especialmente durante emergencias, afirmó el regulador.

Air India halló entonces que 600 de sus 3.500 trabajadores de cabina sufrían sobrepeso y les pidió que “se pusieran en forma”.

En 2015, un centenar de ellos no logró alcanzar el índice de masa corporal (IMC) establecido por el DGCA y tuvieron que permanecer en trabajos administrativos alejados de las alturas.

La regulación de este organismo establece un IMC de entre 18 y 25 como normal para un hombre y de entre 18 y 22 para una mujer.

La pelea por el peso del personal de cabina se retrotrae a los años 80 del pasado siglo cuando se impusieron las primeras normativas al respecto en la India.

La aerolínea pública decidió en 2006 que las azafatas con sobrepeso se quedarían en tierra y despidió a 10 de ellas.

El caso llegó al Tribunal Superior de Nueva Delhi, que alegó que no existió “arbitrariedad” en el despido de las trabajadoras.

Dos de las despedidas apelaron en el Tribunal Supremo indio, que les dio la razón en 2009.

“Air India debería preocuparse por cómo sirven a los pasajeros y su conducta en lugar de por su peso. El peso no es un criterio para determinar la competencia”, estableció entonces en su sentencia el máximo organismo judicial del país asiático.