Qué significa el bloqueo parcial de la orden ejecutiva de Trump contra los refugiados

La jueza reconoce la validez legal de los visados de EEUU expedidos antes de la entrada en vigor de la orden ejecutiva de Trump y ampara de la deportación a quienes llegaron a EEUU legalmente
Qué significa el bloqueo parcial de la orden ejecutiva de Trump contra los refugiados
La orden contra los refugiados llevó las protestas contra Trump a los aeropuertos de EEUU.
Foto: BRYAN R. SMITH/AFP / Getty Images

Una jueza federal en Nueva York ha emitido la orden de suspender temporalmente la remoción de personas detenidas en aeropuertos de EEUU en cumplimiento de la orden de Trump de prohibir la entrada de inmigrantes de siete países de mayoría musulmana en los Estados Unidos y suspender la entrada de refugiados.

La jueza sostiene su dictamen en que la orden ejecutiva de Trump para suspender la entrada a Estados Unidos de ciudadanos procedentes de Irak, Siria, Irán, Libia, Somalia, Sudan y Yemen, y la suspensión de la entrada de refugiados, no debería aplicarse a quienes estaban en posesión de documentos legales de las autoridades estadounidenses, o a quienes estaban ya en tránsito hacia EEUU cuando la orden se dictó.

La medida judicial sin embargo, no determina si la orden ejecutiva de Trump sigue o viola las leyes de EEUU al prohibir la admisión en Estados Unidos a refugiados e inmigrantes de siete países de mayoría musulmana, ni tampoco se pronuncia sobre si las autoridades de inmigración deben liberar a las personas detenidas en los aeropuertos desde el viernes.

Las autoridades aduaneras de EEUU y de otros países trataron de aplicar de la mejor manera posible esta orden del gobierno de Trump que exigía inmediato cumplimiento, pero por primera vez en una semana de decretos presidenciales, una jueza sale en defensa de las personas que quedan en un limbo jurídico con la aplicación inmediata de estas reglas migratorias.

El caos y las protestas generadas por la regulación migratoria, no impidieron a Trump asegurar que su Gobierno está “completamente preparado” para aplicar la medida, que afecta a más de cien treinta millones de personas. “Está funcionando muy bien. Se ve en los aeropuertos, se ve en todos sitios”, insistió el presidente.