Abogado del gobierno argumenta que la medida de Trump es incuestionable

Jueces cuestionan argumentos de abogados del gobierno en audiencia de apelación
Sigue a El Diario NY en Facebook
Abogado del gobierno argumenta que la medida de Trump es incuestionable

Abogados del Departamento de Justicia que defendieron este martes la orden del presidente Donald Trump prohibiendo la entrada al país de ciudadanos de siete países musulmanes, argumentaron que el presidente tiene la autoridad legal de actuar en defensa de la seguridad nacional y que la suspensión de la misma por un juez de instancia inferior fue “demasiado amplia”.

No obstante, al menos dos jueces del panel de tres de la Corte de Apelaciones que presidieron la audiencia, cuestionaron duramente ese y otros argumentos de los abogados del gobierno federal, que luchaban por el derecho a continuar aplicando la prohibición dictada por Trump.

Durante el estira y encoje del argumento del gobierno, el fiscal insistió en que el presidente Trump tiene la autoridad legal para decidir qué categorías de extranjeros son peligrosos para la seguridad nacional.

Pero uno de los jueces le pidió aclarara si lo que quería decir es que la decisión de Trump “no puede ser revisada”, a lo que el fiscal conestó afirmativamente. “Así es su señoría”, dijo. “El presidente tiene la autoridad del Congreso para ello”.  La demanda alega lo contrario, que Trump violó las leyes al realizar una orden tan amplia y, en su opinión, discriminatoria.

El panel no emitió una decisión de inmediato, pero indicaron que lo harían “lo antes posible”. Ellos tienen la opción de mantener suspendida la aplicación de la medida de Trump o darle luz verde a toda o partes de la misma, mientras se litiga el caso en el tribunal federal.

Durante varios momentos de la intervención del fiscal especial del Departamento de Justicia August E. Flentje, quien defendía la medida del Presidente, este pareció dudar sobre las respuestas.

“Este caso se está moviendo muy rápido”, dijo Flentje cuando uno de los jueces le pidió dar ejemplos de personas de esos países que han cometido actos terroristas o que han sido sospechosos de ello.

“¿Entonces para qué viene a apelar la orden de suspensión ante nosotros en vez de permitir que el juicio se lleve a cabo y que podamos saber más de los detalles?”, dijo.

El gobierno también argumentó que los estados de Washington y Minnesota no tienen relevancia (standing) en el caso, porque no necesariamente pueden demostrar que les afecta directamente.

Los jueces interrogaron sobre esto a Noah Purcell, abogado del estado de Washington, que presentó la demanda inicial contra la orden de Trump.

Purcell explicó que ambos estados tuvieron a miles de estudiantes varados en el exterior y también a profesores, así como familias separadas durante el tiempo que se aplicó la prohibición (una semana), hasta que un juez de primera instancia (federal, nivel distrito) suspendió su aplicación el viernes pasado.

También hubo una intensa discusión sobre la acusación del estado de Washington que alegaba que la orden se había realizado con motivaciones discriminatorias contra los musulmanes.

Uno de los jueces cuestionó intensamente esta alegación del estado de Washington, indicando que la misma no afecta a todos los países musulmanes sino solo a un 15% de esa comunidad religiosa.

Tras la implementación de esta medida de Trump hace semana y media, los estados de Washington y Minnessota demandaron al gobierno federal, alegando que la orden es ilegal y discriminatoria. Un juez de distrito suspendió la implementación de la misma una semana después.

En este momento se litiga únicamente la validez y amplitud de esa orden de suspensión, pero los expertos indican que decida lo que decida el Noveno Circuito, es seguro que ambas partes apelarían a la Corte Suprema al respecto.

En este momento la suspensión sigue vigente y el gobierno está aplicando las usuales medidas de revisión a personas con visas provenientes de estos países.