Video: Aaron Carter agredido en concierto por su telonero

El cantante se ha estado defendiendo en Twitter, desmintiendo el supuesto motivo de la agresión
Video: Aaron Carter agredido en concierto por su telonero
Aaron Carter en el Gramercy Theatre. Carter fue atacado por otro músico durante la gira de lanzamiento de su nuevo EP LøVë.
Foto: Cindy Ord / Getty Images

El regreso del cantante Aaron Carter a los escenarios con nuevo material musical se ha visto empañado por un altercado ocurrido el pasado sábado durante un concierto en el Looney Bin, en Bradley (Illinois), cuando fue atacado sobre el escenario por su propio telonero tras realizar supuestamente un comentario racista sobre él.

Según se hacen eco varios medios estadounidenses, la agresión tuvo lugar cuando los miembros de seguridad del club en el que actuaba el artista decidieron expulsar del local a un hombre que estaba molestando al público desde las primeras filas y burlándose del cantante, y que al parecer era uno de los componentes de ILL State, la banda que había abierto la velada antes de que Carter arrancara su concierto.

De acuerdo a la versión ofrecida por varios testigos, Carter se despidió del alborotador dedicándole un ‘Adiós, Felipe’, en referencia a la popular expresión ‘Adiós, Felicia’ [‘Goodbye, Felicia’] utilizada en Estados Unidos. Al aludido, de origen hispano, no le sentó nada bien el gesto de Carter y en cuanto se presentó la oportunidad volvió a colarse en el club para abalanzarse sobre el escenario y golpear al intérprete acusándole de racismo, según se puede apreciar en un vídeo publicado por el portal de noticias TMZ.

Los responsables de seguridad intervinieron inmediatamente retirando al agresor y asistiendo a Aaron, que fue trasladado al centro médico más cercano. Esa misma noche el cantante quiso recurrir a su perfil de Twitter, en el que se mantiene muy activo, para calmar a sus fans y revelar que no había sufrido heridas de mayor importancia.

“Relajado con mis chicos antes de irme a la cama… los hospitales son lo peor, así como los matones. Aun así, mi cara sigue bonita y sin retocar (sic)”, aseguró en un primer tuit, al que han seguido varios más en los que ha tratado de demostrar su inocencia y defenderse de las acusaciones de racismo con comentarios más o menos afortunados como “mi banda consta de tres fantásticos músicos negros y un guitarrista italiano nacido en Italia”, o explicando que se rodea de personas latinas a las que aprecia tanto que incluso ha aprendido español por ellas.

Aunque muchos recordarán a Aaron como el joven que nos hizo mover las caderas con pegadizos éxitos como su versión de ‘I Want Candy’ a principios de los 2000, y principalmente por ser el adorable hermano menor del componente más deseado de los Backstreet Boys, Nick Carter, el cantante de 29 años ha retomado ahora su carrera musical con el lanzamiento de ‘Løvë‘.