Condenado a 25 años de prisión por extorsión y pornografía infantil

El pervertido logró hackear hasta 50 cuentas de correo electrónico de adolescentes a quienes extorsionaba con revelar sus fotos si no accedían a producir videos sexuales para él
Condenado a 25 años de prisión por extorsión y pornografía infantil
El acusado lograba tener acceso a las adolescentes, primero a través de Facebook.

NUEVA YORK.- El fiscal federal Preet Bharara anunció este domingo la condena a 25 años de prisión  a Kelvin Acosta acusado de pornografía infantil, extorsión y otros cargos criminales.

Acosta de origen dominicano, de 27 años y residente en El Bronx se declaró culpable el 26 de septiembre de 2016, ante el juez de distrito Paul A. Crotty, quien al dictar la sentencia calificó la mala conducta del acusado como el “acto más deplorable y depravado que puedo imaginar”.

De su parte el fiscal federal declaró: “Durante años, Kelvin Acosta abusó de la juventud de nuestra comunidad engañándolos para que proporcionaran información personal, usando luego esa información para hackear sus cuentas de correo electrónico y luego extorsionándolos para que produjeran pornografía infantil para él. Hoy, ha sido sentenciado a una prisión federal por su aberrante comportamiento criminal”.

De acuerdo con los documentos presentados en este caso por los investigadores y las declaraciones hechas durante los procedimientos judiciales, desde al menos diciembre de 2013 hasta noviembre de 2015, Acosta operó un patrón de “sextor” (extorsionador sexual) mediante la obtención fraudulenta de los correos electrónico de adolescentes a quienes luego las persuadió para que produzcan pornografía.

Acosta lo hizo mediante el sistema de  mensajería que las menores usaban en Facebook, una vez que las contactaba las engañaba con amenazas de revelar información personal. Al hackear las cuentas de las adolescentes, se aprovechó para tener acceso a sus cuentas de correo electrónico. El acusado le dijo a sus víctimas que había hackeado sus cuentas de correo electrónico y donde supuestamente encontró material comprometedor (videos de sexo y / o fotografías desnudas), los que amenazó con enviar a su familia, amigos y a sus escuelas – a menos que crearan pornografía para él a través de video chat.

El 29 de marzo de 2016, Acosta fue arrestado en el Bronx. Ese día admitió que, durante años, había hackeado y extorsionado a niñas y mujeres, de entre los 13 y 25 años; Había explotado alrededor de 40 a 50 cuentas de menores que tenían fotografías desnudas o videos de sexo, que él vio; Tenía unos 10 a 20 menores produciendo pornografía infantil para él; Y había extorsionado al menos a tres víctimas -incluyendo al menos a un menor- a quien le exigió dinero.

El fiscal Bharara elogió el trabajo de investigación de la Oficina Federal de Investigación y el Departamento de Policía de la ciudad de Nueva York así como de la oficina del fiscal del Distrito de Brooklyn por su cooperación en este caso.