Jonrón de Céspedes desata festival contra los Marlins

Los de Miami se defendieron cuando los Mets se relajaron con la pizarra en el bolsillo

Yoenis Céspedes y Asdrúbal Cabrera son dos de las figuras de más respeto en los Mets.
Yoenis Céspedes y Asdrúbal Cabrera son dos de las figuras de más respeto en los Mets.
Foto: Joe Robbins / Getty Images

Los Mets contaron con el primer cuadrangular de Yoenis Céspedes en esta pretemporada y dos más de Neil Walker y el novato Phil Evans en las entradas cuatro y cinco para resolver por 11-6 un juego hasta entonces parejo.

En lo alto de la cuarta entrada Adisson Reed había dejado su lugar a Jeurys Familia quien le toleró imparable a Yelich, pero hizo un simpático 1-2-3 con Realmuto, Barnes y Hechavarría.

Entonces Céspedes, con la cuenta en 1 y 1, como tercero en el orden pegó un cuadrangular larguísimo por el center field para estrenarse como jonronero en esta pretemprada.

Seguidamente Curtis Granderson se embasó (vino Nimo a correr en su lugar) y entonces Walker pegó un segundo leñazo de cuatro esquinas para ponerlo 3-0 para la tropa de Terry Collins.

Marlins sin pitcheo

No podía con el encargo el primer relevista Straily y aunque Bruce se fue ponchado y cedió el primer out, apareció Wilmer Flores quien le arrebató boleto gratis a Straily quien se fue del juego y vino al relevo Nick Maronde por los peces. D’Arnaud conectó imparable y Matt Reynolds entregó el segundo out .

El panorama fue peor cuando José Reyes fue golpeado por un lanzamiento y de paso puso a Flores en tercera y a D’Arnaud a correr en segunda.

Frente a Cabrera que era el noveno bateador que pasaba por la caja de bateo en esa entrada, Maronde lanzó un pitcheo descontrolado y Flores anotó para ponerlo 4-0.

Maronde siguió peor y caminó a Cabrera, pero Céspedes llenó la cuenta y con 3 y 2 su lineazo fue a zona del campo corto Hechavarría y entregó el tercer out corriendo a primera.

Evans al ataque

En lo bajo de la quinta los bates de Mets siguieron encendidos y con las bases llenas y dos outs vino el novato Phill Evans (jugaba tercera por José Reyes) que vio pasar la primera y al siguiente envío la conectó sabroso para desaparecer la pelota por arriba de la cerca para sumar cuatro carreras vía grand slam y ponerlo 9-1, fuera del alcance.

Los Marlins reaccionaron y maquillaron el desastre en la séptima con dos carreras para ponerlo 9-3. En lo bajo de esa entrada y cuando Terry Collins seguía mirando jugadores nuevos, Travis Taijeron dio de hit y luego Tomás Nido le pegó imparable a Caleb Thielbar quien reemplazó al lesionado Despaigne. Y así Reynolds llegó a la caja de bateo con un out y dos en base en busca de su primer hit en la tarde floridana. Fue un doble por regla y lo puso 10-3. Evans en su segundo turno pegó su segundo hit y trajo a Nido para el 11-3 al cierre de la séptima entrada.

Sin outs en la octava al zurdo David Roseboom de Mets, que había tolerado tres carreras en la séptima, se le ocurrió llenar las bases sin outs y Collins lo puso fuera del juego para traer a Hansel Robles.

Los Marlins anotaron 3 carreras más ante unos Mets relajados y convirtieron una paliza en una clásica batalla sin víctimas de la Liga de la Toronja. Fue 11-6.

Sin duda después del ejercicio de ver en acción a un grupo de novatos detrás del equipo de gala, lo que más se rescata es la aparición del abridor Robert Gsellman, de gran tarea en dos entradas y firmando su aspiración para ser el quinto abridor o el cuarto, si es que algo imprevisto sucede a uno de los cuatro ases del equipo.