Texas ejecuta al hombre que mató a una mujer a cambio de $2,000

Rolando Ruiz fue contratado por un hombre que quiso deshacerse de su esposa
Texas ejecuta al hombre que mató a una mujer a cambio de $2,000

El estado de Texas ejecutó este martes a un reo hispano Rolando Ruiz que estaba condenado a muerte por asesinar por encargo en 1992 a una mujer a cambio de 2.000 dólares que le pagó el marido de la víctima.

Ruiz, de 44 años, fue declarado muerto a las 23.06 hora local tras recibir una inyección letal en la prisión de Huntsville, según notificó el Departamento de Justicia Criminal de Texas.

Sus últimas palabras fueron: “Quisiera decir primero a la familia Sánchez (de la víctima) cuánto lo siento. Las palabras no expresan cuánto siento el dolor que les he causado. Que esto les traiga paz y perdón. Lo siento. A mi familia, gracias por su amor y su apoyo. Estoy en paz”.

Los magistrados del Tribunal Supremo rechazaron minutos antes de la ejecución un recurso de los abogados de Ruiz que argumentaban que los 22 años que su defendido había pasado en el corredor de la muerte ya fueron suficiente castigo, pero la discusión retrasó el desenlace por más de cinco horas.

Theresa Rodríguez, la víctima del caso en cuestión, fue asesinada después de que su marido, Michael Rodríguez, decidió deshacerse de ella para cobrar los 250.000 dólares del seguro de vida y con esa misión contrató a Ruiz.

Rodriguez, en complicidad con su hermano Mark, contactaron con elejecutado, que tenía 20 años en ese momento, y le ofrecieron 2.000 dólares para el encargo.

El asesinato ocurrió el 14 de julio de 1992 en San Antonio (Texas). Ese día, Ruiz abordó el vehículo en el que estaban Theresa y los dos hermanos Rodríguez con la excusa de pedir unas direcciones, pero lo que preguntó en realidad fue: “¿Lo hago?”.

Uno de los hombres respondió afirmativamente y acto seguido Ruiz mató de un disparo a la cabeza a Theresa Rodriguez y se fue de la escena del crimen con otro vehículo.

La Policía detuvo a Ruiz nueve días después del asesinato tras recibir una pista. La empresa en la que trabajaba la víctima, la aseguradora USAA, había ofrecido 50.000 dólares a quien llevase a las autoridades a identificar al responsable.

Tras su detención el ejecutado implicó a los hermanos Rodríguez, que se declararon culpables y fueron condenados a cadena perpetua tras alcanzar un acuerdo con los fiscales, mientras que Ruiz recibió la pena capital.

Sin embargo, Michael también terminó en el corredor de la muerte tras participar en la sonada fuga de los “7 de Texas” en el 2000 que concluyó con la detención de sus seis integrantes -el séptimo se suicidó- tras asesinar a un policía en Dallas (Texas).

A Michael lo ejecutaron en el 2008, mientras que su hermano Mark salió en libertad condicional en 2011 tras pasar casi 20 años en la cárcel.

Texas también condenó a cadena perpetua por el crimen de Theresa Rodriguez a Joe Ramón, que acompañó a Ruiz la noche del asesinato, y a Robert Silva, que intermedió entre el hoy ejecutado y los hermanos Rodríguez. Ambos siguen encarcelados a día de hoy.

Ruiz se convirtió así en el quinto preso ejecutado este año en Estados Unidos y en el 1.447 desde que se reanudó la pena de muerte hace cuatro décadas. Texas ha ejecutado a 541 de estos 1.447 presos, más del 37 %.

Texas tiene previsto ejecutar a otro preso el próximo martes, James Bigby, por asesinar a cuatro personas en 1987, entre ellas un bebé de apenas 17 semanas.