Líderes religiosos en desobediencia civil por defender a inmigrantes

 Los activistas demandan más protección y que NY sea una efectiva ciudad santuario
Líderes religiosos en desobediencia civil por defender a inmigrantes
Líderes de varias religiones solicitaron a la Ciudad mayor protección a los inmigrantes.

NUEVA YORK.- Decenas de manifestantes bloquearon la noche de este jueves el tráfico en un declarado acto de desobediencia civil al arrodillarse frente al centro de detención de Inmigración y Aduanas localizado en la calle Varick, en el Bajo Manhattan.

Los manifestantes demandaron que el Alcalde Bill de Blasio ponga freno al acoso que sufren los inmigrantes y refugiados neoyorquinos, por parte de las autoridades migratorias y fortalezca la política de ciudad de santuario en Nueva York.

Los activistas, miembros de una coalición de al menos 90 congregaciones multirreligiosas y  organizaciones basadas en la fe, iniciaron la demostración en el Washington Square Park y luego marcharon hasta el centro de detención de ICE en medio de cánticos y consignas.

“Nueva York será una verdadera ciudad santuario cuando prohíba que ICE realice incursiones y detenga a padres y madres que sólo han cometido crímenes menores. Sabemos que si alguien es acusado de un delito, sus huellas dactilares son compartidas con el gobierno estatal y federal”,  dijo el pastor Rich Pérez de la  iglesia Cruzada Cristiana.

Según Pérez, el Alcalde debe despenalizar los delitos menores  y financiar totalmente la representación legal para los neoyorquinos de bajos ingresos en los procedimientos de deportación.

Representantes de las comunidades musulmanas, cristianas, judías e hindúes, denunciaron que Nueva York no es efectivamente una ciudad santuario por cuanto, primero, está en efecto la ley federal que prohíbe la migración de musulmanes (Muslim ban 2.0) y, segundo, la Policía utiliza en sus operaciones la estrategia “Broken Windows”, que criminaliza a las minorías.

“Si queremos ser un santuario, no podemos permitir que se imponga ninguna forma de prohibición a nadie en los aeropuertos de la ciudad. Me congratulo por el fallo de Hawai, es el primer paso, pero también debemos parar la vigilancia a los musulmanes neoyorquinos y permitir que los estadounidenses y aquellos que buscan refugio, vivan y practiquen sus creencias sin temor”, dijo Burema Naby Niambele, de la Coalición de  Musulmanes e Inmigrantes por la Justicia.

Los activistas coincidieron en que la Ciudad aumente las protecciones a la comunidad inmigrante local proporcionando fondos adicionales para el Proyecto de la Unidad de Familias de Inmigrantes de Nueva York, un programa que brinda asesoría legal a los inmigrantes de bajos ingresos en los procesos de detención.

“Recibí una multa por una infracción menor  hace un par de meses y me asustó tanto porque soy indocumentado. ¿Qué iba a pasar conmigo y mi familia. Seríamos deportados? Por fortuna me enteré que había apoyo legal en la oficina del miembro del concejo de mi área y me ayudaron. Necesitamos poner fin a la amenaza de las deportaciones y tener más acceso a abogados”, dijo un manifestante y miembro de Brooklyn, quien pidió no ser identificado debido a su estatus migratorio.

“Estamos tomando un riesgo calculado y poniendo nuestros cuerpos en la línea como aliados y afectados directamente porque nuestras comunidades de inmigrantes y refugiados están bajo amenaza Nuestra ciudad debe reconocer esto y promulgar las políticas para garantizar la seguridad de todos”, dijo Onleilove Alston, la organización Faith in New York (FINY).

“Como personas de fe, declaramos nuestra congregación como un santuario para proteger a nuestros miembros. Vimos el temor de que muchos están obsesionados por cuando ellos o sus seres queridos podrían ser arbitrariamente detenidos por agentes, así que hicimos nuestra parte”, declaró el ministro Micah Bucey de la Iglesia Judson Memorial.

Este evento fue parte de la Semana de Acción “Fe sobre el Miedo”, una serie de manifestaciones dirigidas por FINY y otras organizaciones aliadas que luchan por la justicia migratoria y otros temas que afectan a las minorías de cara a próximas elecciones en Nueva York.