Un millón de personas perderían cobertura médica en Nueva York

Autoridades estatales advierten sobre el impacto negativo que tendría la eliminación del Obamacare y la aprobación del proyecto de salud republicano

Más de 4.5 millones de neoyorquinos en todo el estado se han inscrito en una cobertura asequible a través del Obamacare.
Más de 4.5 millones de neoyorquinos en todo el estado se han inscrito en una cobertura asequible a través del Obamacare.
Foto: Archivo / Getty

Precisamente, por ser uno de los estados del país que más se ha beneficiado con la Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA), Nueva York saldría perjudicado seriamente de aprobarse este jueves el nuevo proyecto de ley de salud republicano que está siendo avalado por el presidente Donald Trump.

Desde que fue firmada en marzo de 2010 por el expresidente Barack Obama, la ACA –mejor conocida como Obamacare–, ha permitido al estado de Nueva York reducir significativamente el número de personas sin seguro médico en más del 40%. Muchos de los que tienen cobertura actualmente se lo deben a la expansión del Medicaid, el programa de salud gubernamental para personas de bajos ingresos.

Sin embargo, según advirtió recientemente el mismo gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, más de un millón de neoyorquinos están en peligro de perder su cobertura médica y otros beneficios de derogarse Obamacare.

Los pronósticos pesimistas de Cuomo se basan en un análisis realizado por el  Departamento de Salud estatal sobre la ley republicana conocida como “American Health Care Act” (Ley Americana de Cuidado de la Salud), que derogaría muchas de las disposiciones claves de la ACA, incluyendo la expansión de Medicaid.

Aparte del elevado número de personas que perderían su cobertura médica, el análisis del Departamento de Salud también hace referencia al impacto económico que esto podría tener en las finanzas del estado. Se estima que Nueva York podría perder más de 4,500 millones de dólares en fondos federales que por concepto del Medicaid dejarían de recibir los  gobiernos locales, municipales y los hospitales en los próximos cuatro años.

Basado en los resultados del mismo reporte, Cuomo expresó su preocupación porque el plan de salud republicano establece una cláusula que eliminaría $ 400 millones en créditos tributarios que han ayudado a reducir los costos de las primas mensuales de seguro para los residentes de bajos ingresos.

“Al final, las personas que todavía tenga un seguro se dividirán en dos grupos bajo este nuevo plan: los estadounidenses de edad avanzada y las personas de bajos ingresos que pagarán más por la cobertura o la perderán por completo, y las personas de mayores ingresos que pagarán menos”, dijo Cuomo en esa oportunidad.

También, el alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, expresó recientemente su preocupación sobre este asunto y advirtió que el proyecto de ley republicano podría costar a los hospitales públicos de la ciudad cientos de millones de dólares. Según De Blasio, unas 200,000 personas que usan los hospitales públicos de la Gran Manzana perderían su seguro de revocarse Obamacare.

Según estimaciones de las autoridades estatales, unos 3.4 millones de personas en Nueva York han obtenido seguro mediante los mercado de salud creados por la ACA. Esto representa un aumento del 22% hasta el 24 de diciembre de 2016 comparado con el año pasado. De ese total, unos 2.3 millones son personas inscritas en el programa Medicaid.