Ecuatoriana denuncia discriminación en mansión de Bloomberg

La ecuatoriana que trabajó como empleada doméstica exige disculpas por los malos tratos de sus supervisores
Ecuatoriana denuncia discriminación en mansión de Bloomberg
Nelly Amaya trabajó cinco meses en la mansión de Bloomberg
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Nelly Amaya asegura que sufrió la retórica antiinmigrante antes de que Donald Trump anunciara su nominación como presidente. En el 2014 la ecuatoriana comenzó a trabajar como empleada doméstica en una mansión del exalcalde de Nueva York Michael Bloomberg en los Hamptons, y los tratos discriminatorios la llevó a presentar una demanda contra sus supervisores.

Aunque los medios locales se han enfocado en la parte de la demanda que acusa a los supervisores Marika Sygman y Steve Kaczynski de tener relaciones sexuales en toda la casa valorada en $20 millones y amenazar a los empleados si abrían la boca, Amaya le reveló a El Diario que aparte de eso también fue víctima de discriminación junto a otros trabajadores hispanos.

“No había una conversación en que él [Kaczynski] no se dirigiera a ‘los ilegales’”, contó Amaya.

Ya involucrada en activismo pro inmigración, la mujer asegura que se defendía y le decía a su supervisor que el término apropiado era ‘indocumentado’.

Pero eso, según indicó la ecuatoriana, no hizo que el hombre se detuviera y dijera que los ilegales tomaban su trabajo, vivían de sus impuestos, entre otras generalizaciones que describió como lo “típico que dice un blanco”.

Por otro lado, Amaya notó la diferencia en la forma que Sygman trataba a trabajadores blancos. Recordó como unos obreros hispanos fueron castigados por la supervisora por tomar una botella de agua. “No los trataba dignamente y cuando venía un constructor de raza blanca, lo trataba diferente”, dijo la demandante, agregando que a obreros blancos con las mismas habilidades hasta les ofrecía comida.

La gota que colmó la copa fue una caída que tuvo Amaya después de una discusión que tuvo con Sygman, luego que Kaczynski la insultara a ella y sus compañeras de trabajo usando la abreviación de la palabra prostitutas.

Peor aún, cuando se quejó con recursos humanos sobre la discriminación y el ambiente hipersexual en la mansión, Diana Gubelli, ejecutiva de Bloomberg, le contestó: “¿Y?”.

Ecuatoriana Nelly Amaya, 40 que esta demandando a Bloomberg por comentarios racista y sexuales en su trabajo.
La ecuatoriana Nelly Amaya también fue acosada por su peso.

La madre de 40 años aseguró que no le gusta la atención de los medios, pero decidió demandar a Ballyshear LLC (la empresa que la contrató), Marika Sygman, Steve Kaczynski y Gubelli por daños no especificados, para que Bloomberg se diera cuenta de las injusticias que pasan en su mansión y ningún otro empleado sea afectado, especialmente los indocumentados.

“Las persona indocumentadas tienen tanto miedo que le pueden pegar en la cara y no dicen nada”, expresó Amaya.

Aunque está demandando por dinero, lo más que quiere la ecuatoriana es una carta de perdón: “Hasta que vea esa carta de disculpa, que diga que Steve y Marika sí cometieron un error, yo no me voy a sentir tranquila”.

La inmigrante asegura que perdió movilidad por la caída y ahora tiene que ser sometida a cirugías en el cuello y la espalda. Por ahora, está dedicando su tiempo al activismo pro inmigrante y contra la violencia hacia las mujeres.

El contacto de prensa de Bloomberg le indicó a El Diario que no comentarían sobre este caso.

Sygman le dijo al New York Post que las alegaciones “simplemente no son ciertas”.