Entrenador cambia vida de alumnas

Chris Astacio que enseña softball, confianza y autoestima a las “Lady Tigers”, recibe un merecido reconocimiento
Entrenador cambia vida de alumnas
El entrenador de softball Chris Astacio, quien imparte sus conocimientos y da lecciones de vida a las integrantes de “Lady Tigers”. /MARIELA LOMBARD
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Con la boca entreabierta, conteniendo la respiración y las lágrimas el entrenador Chris Astacio no podía creer lo que estaba sucediendo frente a sus ojos: la famosa conductora de TV Ellen DeGeneres leía una de muchas cartas que las jugadoras del equipo de softball “Lady Tigers” del Sur de El Bronx le habían enviado para dar a conocer al mundo cómo él ha impactado y cambiado sus vidas para bien.

Astacio y tres jugadoras viajaron a Los Angeles para participar en el popular programa, pero no se imaginaban la gran sorpresa que les esperaba. Además de un merecido homenaje que incluía un reconocimiento para él, recibieron incentivos económicos para que pudiera continuar desarrollando la actividad deportiva.

En la carta que leyó Ellen, las jóvenes hacen una declaración muy fuerte y conmovedora: Astacio no solo es un maestro y entrenador, sino que es como un padre para ellas.

Cuando fueron llamados al set se presentó un video que resume el origen y la mística de las “Lady Tigers” como una herramienta de apoyo emocional, educativo y social para las chicas del Sur de El Bronx.

Astacio contó lo difícil que fue su primer año asignado como profesor de Educación Física en la escuela Jordan L. Mott Junior High School, “Yo sabía que la escuela estaba en problemas, la escuela era un caos. Me di cuenta que las chicas necesitaban algo de qué sentirse orgullosas, algo que las uniera. Y surgió en mi cabeza: softball”.

Al principio, recordó Astacio, fue difícil organizar el equipo porque las chicas no se caían bien entre ellas y estaban llenas de enojo y resentimiento. “La enseñanza del softball combinada con la enseñanza al respeto a ellas mismas y a los demás, valorarse a ellas mismas y a los demás. Así fue como se convirtió en una familia, todas eran hermanas”.

En efecto, las chicas que dieron su testimonio afirmaron que se aman como si fueran hermanas, y cada una inspira a la otra. No obstante, destacaron el apoyo incondicional de Astacio como una figura paterna para aquellas que perdieron a sus padres, están alejadas o tienen problemas con ellos o no figuran en sus vidas, mencionó Kylie Montalvo.

“Cuando lo veo a él veo al padre que nunca tuve. Sólo porque él no es mi padre biológico no significa que no puedo amarlo”, dijo Carolyn Rosario, otra de las jugadoras.

Bryana Francisco recordó su historia de fracasos porque renunciaba a todo lo que se proponía. “Él no me dejaría renunciar. Creo que yo dudaba tanto de mi misma que no podía ser feliz”, dijo con lágrimas de emoción.

“Primero somos una familia, después somos un equipo”, dijo Astacio sobre las chicas, añadiendo que “esto no es acerca de softball, esto es acerca de mejorar la vida de estas chicas, dándoles esperanza, darles algo por lo que puedan vivir porque ellas se lo merecen”.

Una lucha permanente

La lucha de las “Lady Tigers” va más allá del deporte. En 2016 ganaron el campeonato de la Middle School Athletic League (MSAL) y, para ello, el entrenador hizo muchos esfuerzos económicos y personales para comprar equipo y mejorar su entrenamiento.

En 2009 Astacio, de 38 años y de origen puertorriqueño-colombiano, fue diagnosticado con cáncer de estómago y por medio de una cirugía laparoscópica le fue removido una tercera parte del estómago. “Pensé que ese dolor nunca se iba a terminar”, dijo ante la audiencia de Ellen.

En ese momento, la conductora sorprendió a todos entregándole un cheque de WalMart, uno de sus patrocinadores, por un monto de $20,000.

“Ellen dijo que ese dinero era para mis chicas y para mi, pero yo planeo estirar este dinero lo más posible para que las futuras integrantes del equipo Lady Tigers puedan beneficiarse de esta donación. Yo no tengo fondos para mi programa y por los últimos 4 años he luchado para recaudar dinero para equipamiento y viajes”, dijo Astacio a El Diario.

En el entrenador agregó que, “afortunadamente he podido llevarlas a Chicago University y Florida State University para que sean capacitadas por sus equipos de softball. Este año continuaré llevándolas a colleges y universidades locales y viajar para participar en torneos. Quiero que mis chicas experimenten lo que es ser atletas universitarias así ellas puedan aspirar a graduarse de la escuela superior y atender la universidad”.

Glenny Hernández y su hija Glenny Grandez, integrante del equipo de softball “Lady Tigers”. /SUMINISTRADA

Con Ellen DeGeneres

Haber participado en el programa de Ellen DeGeneres y recibir el homenaje públicamente fue, para Astacio, “una experiencia increíble pero más emocional por mis chicas. Ellas no podían creer que las chicas del Sur de El Bronx podrían ser alguna vez reconocidas por sus talentos. Más de 30 chicas (que han integrado o integran las Lady Tigers) escribieron a Ellen DeGeneres en mi nombre, diciéndole cuánto yo he cambiado sus vidas. A The Ellen Show le gustó mucho eso y dijeron que querían entrevistarme y posiblemente darme tickets para ir. Cuando ella comenzó a leer la carta de una de mis jugadoras, yo estaba mucho más que sorprendido, tanto que no sabía cómo reaccionar, me sentí sumamente honrado”, añadió.

Unos días después de esta entrevista, Astacio anunció que decidió donar todo el dinero al Fund for Public Schools, ya que ellos han acordado administrarlo a favor del equipo Lady Tigers. “Sé que eso ayudará a mi programa de softball a florecer. Esta decisión no fue fácil de tomar porque yo podría haber usado algo de ese dinero pero yo solo quiero que mis chicas y el programa esté cubierto en caso de que yo no pueda fungir más como entrenador por razones de salud”, indicó.

Libre de cáncer

El entrenador Astacio se considera “libre de cáncer” aunque el proceso ha sido difícil, doloroso y lleno de sacrificios. Después de la cirugía en la que removieron la tercera parte de su estómago padece de un severo reflujo ácido que no puede ser tratado con medicinas debido a que le fue removida la parte del estómago que se beneficiaría de ellas. “Soy muy cuidadoso con lo que como. No puedo comer ciertas cosas incluidos lácteos, carne roja y comidas con alto ácido cítrico ya que si las consumo me enfermo. Si trato de comer saludablemente y lejos del estrés, hay una gran posibilidad de que estaré libre de cáncer. Aunque ser entrenador es estresante, mis chicas de Lady Tigers me han motivado a hacerlo. Como lo veo, además del apoyo de mi familia, ellas han sido mi cura”.

Orgullosas de Astacio

Al ver el show, que salió al aire el 20 de marzo, la esposa de Astacio, Charisse Michelle, se sintió orgullosa y lo considera un héroe y está feliz de que finalmente haya sido reconocido por su trabajo. “Mi hija que es levemente autista, se considera parte de las Lady Tigers y me dice que su papi ahora es famoso. Mi hijo que está en high school todavía no puede creer que su papá salió en la TV”.
Glenny Hernández es dominicana y madre de Glenny Grandez, de 13 años, una de las integrantes de “Lady Tigers”. “Desde que lo conocí, Astacio es amable, eficiente y eficaz con las muchachas… de verdad es como un padre para ellas”, dijo. Especialmente cuando salen a otros estados, siempre está pendiente de las necesidades de ellas, “las cuida y las respeta como si fueran sus hijas”, añadió.

Interesados en colaborar

El equipo tiene una campaña de recaudación de fondos en http://www.donorschoose.org con el nombre “The Lady Tigers 2nd Annual Banquet”, cuya meta es $5,409 para equipar y entrenar a 40 atletas.
También visitar la página de Facebook del equipo: http://www.facebook.com/LadyTigersNY.