Los “adultos” que le ayudan a Trump a tomar decisiones de seguridad

Hay tres hombres que están influyendo cada vez más en la política de seguridad de los EEUU
Los “adultos” que le ayudan a Trump a tomar decisiones de seguridad
Jim Mattis, Rex Tillerson y John Kelly, el "Eje de Adultos", son los responsables del cambio en la política de Trump.
Foto: The Daily Beast (www.thedailybeast.com)

Parece ser que Jared Kushner, yerno de Donald Trump y una de las personas de confianza del presidente, ha dejado de ser la única “mano derecha” del líder de Estados Unidos, cuyas decisiones más recientes están siendo influenciadas por tres personas a las que algunos republicanos han bautizado como el “Eje de Adultos“.

Este nuevo “grupo” que controla en la sombra la seguridad nacional y guía los pasos del presidente está formada por Jim Mattis, Secretario de Defensa, Rex Tillerson, Secretario de Estado, y John Kelly, Secretario de Seguridad Nacional; estos tres hombres mantienen contacto diario con el presidente y le están acercando a las medidas militaristas y conservadoras de la administración Bush.

Rex Tillerson es uno de los hombres que integran el “Eje de Adultos”.

Las reuniones, informa The Daily Beast, no tienen lugar en el Consejo de Seguridad Nacional, sino que Trump conversa con su grupo de confianza en cenas informales, donde también suelen estar presentes su asesor de política nacional, H.R. McMaster, y el director de la CIA, Mike Pompeo.

Uno de los ejemplos más evidentes de la influencia del trío sobre el líder norteamericano es el bombardeo que Estados Unidos llevó a cabo en Siria dos días después de que el régimen de Bashar al-Assad gaseara a cientos de rebeldes y matara a 58 civiles, de los cuales 11 eran niños.

Las duras imágenes del ataque con gas sarín en Siria dieron la vuelta al mundo.

Este ataque contrasta con los eslóganes de su campaña presidencial, que buscaban el aislamiento de Estados Unidos para “Hacer América grande otra vez”. Lo mismo sucede con el acercamiento a China después de amenazar en el pasado con una guerra comercial, el enfriamiento de las relaciones con Rusia y el recrudecimiento del conflicto en Afganistán con “la Madre de Todas las Bombas“.

Ninguna de estas medidas estaban anunciadas en la campaña presidencial de Trump, por lo que parece evidente que alguien está alterando poco a poco la perspectiva sobre la situación actual del hombre más poderoso del país, cuyo nivel de aprobación ha bajado a un 39% a raíz de su hermetismo y de su cuestionable forma de manejar los conflictos internacionales.

Según la Encuesta Marist, los ciudadanos americanos no entienden las últimas decisiones del presidente en el extranjero y consideran que estos movimientos son precipitados y no han sido explicados correctamente a la población; de hecho, incluso los más partidarios de Trump consideran que hay cierta incoherencia en sus acciones.