Cadáver de la corredora de Massachusetts guardaba en sus manos la pista para dar con su asesino

Hay un hombre detenido por el cruel asesinato de la empleada de Google
Cadáver de la corredora de Massachusetts guardaba en sus manos la pista para dar con su asesino
Vanessa Marcotte en una foto que compartió en su cuenta de Instagram.
Foto: Instagram

El asesinato de Vanessa Marcotte, de 27 años, empleada de Google y amante de los deportes, cimbró a los medios el año pasado.

La joven fue asesinada cuando salió a correr la tarde del domingo 7 de agosto de 2016 en un parque de Massachusetts, a 60 millas de Boston.

De acuerdo con ABC News, las autoridades han revelado que lograron identificar y detener al presunto responsable gracias a las pruebas de ADN que encontraron en las manos del cadáver de la chica.

Durante el ataque, Marcotte luchó contra su atacante: lo arañó y lo golpeó tan fuerte como pudo. Gracias a eso, los investigadores detectaron material biológico en las manos del cadáver que pudieron utilizar para identificar el ADN de Angel Colón-Ortiz, de 31 años.

Colón-Ortiz está detenido y enfrenta cargos por agresión agravada, e intención de violación y asesinato.

Alrededor de la web