Detective de Virginia podría haber abusado de menores durante casi 10 años

Bruce A. Harvey se aprovechaba de su posición como profesor de kárate para "mantener contacto" con dos niñas de su clase
Detective de Virginia podría haber abusado de menores durante casi 10 años
Bruce A. Harvey fue detenido la mañana del miércoles tras ser acusado de abusar de varios menores entre 1998 y 2007.
Foto: Archivo

Ningún habitante de la pequeña localidad de Reva, Virginia, podía imaginar el escándalo que iba a sacudir su tranquila ciudad la mañana del miércoles después de que uno de sus vecinos fuera arrestado por supuestos abusos sexuales a varios menores durante casi 10 años.

Pero lo que verdaderamente horrorizó a los vecinos de Reva fue descubrir que el detenido era nada más y nada menos que Bruce A. Harvey, detective de la Oficina del Sheriff de Madison County, Virginia, y uno de los integrantes del departamento de la policía encargado de investigar los crímenes que tienen lugar contra los menores en Internet.

Harvey, residente de Reva y antiguo instructor de kárate en el Colegio Tong Leong de Madison, Virginia, se enfrenta a un total de cuatro cargos federales por explotar sexualmente a varios menores entre 1998 y 2007.

Los abusos a menores se han convertido en una de las grandes preocupaciones de las autoridades estadounidenses y de los servicios de inteligencia.

Según el Departamento de Justicia, el detenido se aprovechó de su autoridad como profesor para “establecer contacto” con dos niñas que estaban en su clase y, por otra parte, “buscó tener relaciones sexuales ilícitas” con unos cuantos menores al llevarlos en su coche hasta cruzar la frontera del estado.

Pese a que Harvey se encuentra bajo custodia policial desde la tarde del miércoles tras declarar ante el Tribunal del Distrito del Oeste de Virginia en Charlottesville, los cargos contra él son solamente acusaciones y, por tanto, es inocente hasta que se demuestre lo contrario.

Lo que no puede ponerse en duda, sin embargo, es que su detención supone un nuevo éxito del Proyecto Infancia Segura, una iniciativa nacional lanzada en mayo de 2006 por el Departamento de Justicia para acabar con la creciente epidemia de abusos sexuales y explotación de menores en Estados Unidos.

Dirigida por las oficinas de los fiscales del país, este plan de acción destina recursos federales, estatales y locales a mejorar la identificación, la detención y el procesamiento de los individuos acusados de explotar a los menores a través de Internet, así como a identificar y rescatar a las víctimas.

Si usted sospecha que un niño puede estar sufriendo estos crímenes o cree que alguien está involucrado en alguno de estos delitos, no dude en ponerse en contacto con los investigadores y especialistas en víctimas del FBI marcando 800-CALL-FBI.