Un asesor de Trump en el foco de la investigación sobre influencia rusa en las elecciones

The New York Times y The Washington Post publicaron dos informes con nuevos elementos en el caso de supuestos vínculos del equipo de campaña de Donald Trump con funcionarios rusos
Un asesor de Trump en el foco de la investigación sobre influencia rusa en las elecciones
Un funcionario de la Casa Blanca se encuentra en la mira en la investigación.

Medios en EEUU señalan este viernes que un asesor de la Casa Blanca cercano a Donald Trump se encuentra en la mira en la investigación de la supuesta intromisión de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016.

Citando a fuentes “familiarizadas con el tema”, The Washington Post señala que la identificación del “alto funcionario” muestra que “la investigación está llegando a los niveles más altos niveles del gobierno”

La Casa Blanca rechazó en varias oportunidades que existan vínculos entre el equipo presidencial y cualquier “entidad extranjera”.

Las fuentes del The Washington Post añadieron que los investigadores permanecen muy interesados en las personas que antes tuvieron influencia en la campaña y la presidencia de Trump, pero ya no son parte de ella, incluyendo al exasesor de seguridad nacional, Michael Flynn, y el ex director de campaña, Paul Manafort.

Donald Trump comienza sentir la presión al interior de su partido. Getty Images

Flynn dimitió en febrero tras ser revelado que había mentido a los funcionarios de la administración sobre sus contactos con el embajador ruso Sergey Kislyak.

Los actuales funcionarios del gobierno que han reconocido contactos con funcionarios rusos incluyen al yerno del presidente Trump, Jared Kushner, el fiscal general, Jeff Sessions, y el secretario de Estado, Rex Tillerson.

Este viernes, Trump partió en una gira por Arabia Saudita, Israel y el Vaticano.

“Loco, un verdadero desquiciado”

Por su parte el diario The New York Times asegura que Donald Trump les dijo a funcionarios rusos la semana pasada que el despido de James Comey del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) lo alivió de una “gran presión”.

El presidente de Estados Unidos, de acuerdo a la publicación hecha este viernes, calificó al exdirector de la agencia de “loco” en su encuentro con el canciller ruso Sergei Lavrov y otros representantes de Moscú en la Casa Blanca.

“Acabo de despedir al jefe del FBI. Estaba loco, un verdadero desquiciado”, dijo Trump a los rusos, según señala el medio neoyorquino.

El 9 de mayo pasado, el mandatario estadounidense despidió a Comey del cargo de director del FBI, desatando un terremoto político en Estados Unidos.

Trump no asumió la responsabilidad de haber despedido a Comey. Getty Images

Comey estaba al frente de la investigación por los supuestos nexos entre funcionarios rusos y miembros de la campaña presidencial de Donald Trump.

Hasta el momento, la Casa Blanca no ha desmentido el informe.

El secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, se limitó a señalar que Comey “creó una presión innecesaria sobre la capacidad de Estados Unidos de conectarse y negociar con Rusia “.

Spicer añadió que las filtraciones están socavando la seguridad nacional de EEUU.

Al final del viernes se confirmó que James Comey testificará en sesión pública ante el Senado en los próximos días.