Ariana Grande visita a sus seguidores heridos en el atentado de Manchester

La cantante Ariana Grande regresó a Manchester tras el ataque terrorista del 222 mayo y visitó a los heridos, en su mayoría niños y adolescentes, que aún se encuentran internados en el Hospital de Niños Royal Manchester

Guía de Regalos

Ariana Grande visita a sus seguidores heridos en el atentado de Manchester
Ariana Grande

La cantante estadounidense Ariana Grande visitó el viernes a sus seguidores que sufrieron heridas en el ataque terrorista del mes pasado en su concierto en Manchester, Reino Unido.

La estrella pasó tiempo con los jóvenes en el Hospital de Niños Royal Manchester en una aparición sorpresa antes del concierto benéfico que ofrecerá el domingo.

Después de la visita de la cantante, el padre de una de los heridas dijo que nunca había visto a su hija tan feliz.

El atacante suicida Salman Abedi mató a 22 personas y lesionó a decenas más en el concierto de Manchester el 22 de mayo.

Regreso

Grande regresó a Reino Unido el viernes por la mañana antes del concierto One Love Manchester (Manchester, un solo amor) que se realizará en el campo de cricket de Old Trafford.

Cantantes como como Justin Bieber, Katy Perry, Coldplay, Take That y Miley Cyrus se unirán a ella para el evento que está recaudando fondos para las víctimas y sus familias.

Peter Mann, padre de Jaden que resultó herida en el ataque, escribió sobre la visita al hospital de Grande: “Esto significa mucho para nosotros como todas las cosas increíbles que la gente hizo esta semana.

“Estoy muy feliz de que ella viniera. Nunca vi a Jaden tan feliz, hasta yo mismo lloré”.

Otra joven, Evie Mills, de 14 años, también recibió la visita de la cantante, quien se tomó el tiempo para hablar con enfermeras y personal del hospital de Manchester.

La investigación

Salman Abedi se inmoló en el ataque del estadio Manchester Arena y la policía llevó a cabo varias detenciones mientras continúan las investigaciones.

Diez hombres, entre 18 y 44 años, permanecen bajo custodia ante la sospecha de delitos de terrorismo relacionados con el ataque, según la policía.

Un niño de 15 años, una mujer de 34 años y cuatro hombres fueron liberados sin cargos.