Cinco trucos para reducir los costos de tus medicamentos de receta

Maneras sorprendentemente fáciles para que ahorres en tus compras de medicamentos
Sigue a El Diario NY en Facebook
Cinco trucos para reducir los costos de tus medicamentos de receta
Foto: Shutterstock

Mientras que los desconcertantes precios de los medicamentos, desde la insulina hasta los inhaladores para el asma, pueden hacer difícil comprender totalmente los costos, estos 5 consejos de los expertos de Consumer Reports Best Buy Drugs pueden ayudarte a retomar el control de lo que pagas.

Dile a tu médico que te preocupan los costos

Una reciente encuesta de Consumer Reports Best Buy Drugs descubrió que, a pesar del claro aumento en los precios de los medicamentos, solo el 6% de las personas se enteró del costo de sus nuevos medicamentos durante la consulta con el médico. Gran error.

Hablar cuando el médico está escribiendo la receta te da la oportunidad de hacerle saber que, además de la seguridad y la eficacia, los costos también te importan.

Habla con el médico sobre cambiar a medicamentos genéricos, los cuales pueden costar tanto como 90% menos que los de marca, o pregunta sobre una “sustitución terapéutica” más económica, la cual es un medicamento diferente que funciona igual de bien. Pregunta incluso si puedes dejar de tomar medicamentos que ya no necesites y también pregunta sobre opciones que ayuden a tu afección, tales como terapia conductual cognitiva, terapia física, ejercicio o mejorar tu dieta.

Pide una receta médica para 90 días en lugar de una para 30. Hacerlo así podría significar que pagues un solo copago en lugar de tres.

Elige sabiamente tu plan de seguro médico

Elige un plan médico que tenga cobertura para los medicamentos que necesitas a un costo que puedas pagar. Compara los planes durante tu período de inscripción abierta ya que es muy probable que la cobertura cambie de un año a otro.

Ten en cuenta que los planes con deducible alto tienen primas más bajas, pero requieren que pagues una mayor parte de los costos de tus medicamentos.

Si durante el año tu seguro retira o reduce la cobertura de un medicamento, tu médico puede ayudarte enviando una apelación a tu compañía aseguradora para que esta haga una excepción para cubrir el medicamento de todas formas. El proceso administrativo para pedir la excepción es diferente con cada compañía aseguradora y puede tardar algunas semanas antes de que tomen una decisión.

Considera no usar tu seguro, luego compara varias opciones

Muchas cadenas de farmacias y tiendas grandes incluyendo a Rite Aid, Walgreens y Walmart ofrecen cientos de medicamentos genéricos por tan solo unos cuantos dólares por un surtido para un mes a los clientes que paguen en efectivo. Para obtener esas ofertas, acostúmbrate a preguntarle al farmacéutico si pagarías menos si decides no usar tu seguro médico.

Antes de pagar, llama a varias farmacias para verificar los precios. Los precios de los medicamentos pueden variar drásticamente de una farmacia a otra, incluso dentro del mismo código postal.

Un buen ejemplo: El año pasado, los compradores secretos de Consumer Reports descubrieron que el costo para un mes de Cymbalta genérico en Raleigh, N.C., varió desde $249 en Walgreens hasta $43 en Costco.

Busca cupones de descuento en línea

Si pagas gastos de desembolso directo, busca por adelantado los precios y descuentos en las farmacias que estén cerca de ti usando los sitios web para comparar precios como GoodRx.com, BlinkHealth.com o LowestMed.com.

También puedes surtir un medicamento de venta con receta en una farmacia en línea, de bajo costo, ubicada en EE.UU. como HealthWarehouse.com.

Ten cuidado con los sitios web fraudulentos: Usa solo farmacias minoristas en línea que operen dentro de los Estados Unidos y que muestren el símbolo de VIPPS para indicar que es un Sitio verificado de práctica de farmacia por Internet. Una vez que verifiques que el minorista es legítimo, lee sus términos con mucha atención.

Pídele a tu farmacéutico una mejor oferta

Si llegas al mostrador de la farmacia y descubres que tu medicamento cuesta más de lo esperado, no solo pagues sin preguntar. Un buen farmacéutico indagará un poco y te ayudará a encontrar la mejor oferta.

Nuestros compradores secretos descubrieron que preguntar “¿Es este precio el más bajo posible?” produjo mayores ahorros a través de programas de descuento, tarjetas y cupones.

Si utilizas una farmacia independiente, pregunta si igualará o mejorará los precios de la competencia.

— Ginger Skinner