Amnistía Internacional pide a Ivanka visitar “cárcel de bebés” y ayudar a detenidos

Activistas tienen esperanza de que la hija del presidente ayude a estos indocumentados y refugiados
Amnistía Internacional pide a Ivanka visitar “cárcel de bebés” y ayudar a detenidos

WASHINGTON.- Apelando al compromiso de Ivanka Trump con la defensa de las familias, Amnistía Internacional lanzó este miércoles una campaña global para que la hija, confidente y asesora del presidente, Donald Trump, visite a los niños y familias encerrados en el centro de detenciones del Condado Berks (Pensilvania), e interceda por su cierre definitivo.

El centro de detenciones en el Condado Berks, conocido popularmente como una “cárcel de bebés”, alberga a hasta 60 niños y familias indocumentadas, y podría ser ampliado para alojar a más inmigrantes, en el marco del plan de deportación masiva de Trump.

Ivanka, una exmodelo de 35 años y ahora convertida en asesora de su padre, ha enarbolado, incluso desde la contienda electoral, las causas del cuidado infantil, la igualdad de género, los refugiados, el empoderamiento económico de las mujeres, y otros asuntos de apoyo a las familias trabajadoras. Ivanka, según allegados, pretender dar un toque “moderado” a las discusiones políticas en la Administración.

Ante su influencia en el Ala Oeste de la Casa Blanca, Amnistía Internacional le envió una carta hoy urgiéndole que interceda para corregir “la desesperante situación” de madres y niños en el “Centro Residencial del Condado Berks”, a cargo de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), y cuyo único “crimen” fue huir de la violencia en sus países y buscar refugio en Estados Unidos.

“Al menos 60 niños (y familias) languidecen en Berks, algunos por más de 600 días. Hay niños que han crecido allí, que han aprendido a caminar y han celebrado múltiples cumpleaños tras las rejas. Sin embargo, no es un lugar para niños”, reza parte de la misiva de cuatro páginas.

“Su preocupación por la situación de madres trabajadoras y niños en todo este país nos da esperanza de que usted intervendrá. Como paso inicial, le urgimos que visite Berks y vea por usted misma el encarcelamiento sin sentido de niños de apenas dos semanas de nacidos”, agregó la carta, que describe las condiciones inhumanas en el centro Berks.

En declaraciones a este diario, Naureen Shah, directora de campañas de Amnistía Internacional USA, expresó optimismo de que Ivanka, madre de tres niños,  intervendrá en el asunto,  porque “ha construido su carrera política en torno a su apoyo a madres y niños”.

“Creemos que si habla con los niños y familias detenidos, va a intervenir directamente, motivada por lo que allí ocurre”, precisó Shah, cuyo grupo apoya una campaña en las redes sociales para el cierre de Berks (“#ShutDownBerks”).

“Como funcionaria de la Casa Blanca enfocada en asuntos de cuidado infantil, creemos que esa prioridad debe extenderse a los niños detenidos. Creemos que podemos hacer esa conexión con ella, y que ella se va sentir horrorizada por lo que está pasando” y por las deportaciones a situaciones de peligro, agregó Shah.

“¿Qué vas a hacer, Ivanka?”

Aparte de la carta, la campaña también incluye un vídeo de minuto y medio que describe las condiciones de encierro en el centro de detenciones de Berks, donde incluso hay niños que han aprendido a dar sus primeros pasos “tras las rejas”.

“Ivanka, pongámoslo sencillo: hay niños y familias en prisión que no han cometido crimen alguno. Esto no es correcto. Ivanka, ¿Qué vas a hacer?”,  dice el vídeo, que muestra imágenes de Ivanka en la contienda electoral.

También el video recuerda que miles de niños, padres y madres han emigrado ilegalmente de países del Triángulo del Norte – Guatemala,  El Salvador,  y Honduras- huyendo de la violencia y, aunque el gobierno de EEUU conoce bien la situación, “sigue encerrando a bebés y niños”.

El centro de detenciones en Berks es uno de tres centros que albergan a familias inmigrantes pero, según Amnistía Internacional y grupos afines, es símbolo de la “crueldad” del sistema migratorio de EEUU, porque mantiene condiciones similares a las de una cárcel y algunos incluso han estado detenidos allí más de 600 días.

“Los padres (en Centroamérica) afrontan una opción imposible: quedarse y arriesgarse a la violencia, o escapar a EEUU y arriesgarse a la separación de sus familias, o criar a su familia en prisión. Queremos que la señorita Trump sea testigo, de primera mano, lo que experimentan estas familias al buscar refugio en este país”, dijo en un comunicado Margaret Huang, directora ejecutiva de Amnistía Internacional USA, y firmante de la carta.

Consultada por este diario, la Casa Blanca aún no ha reaccionado a la invitación para Ivanka.

La campaña de Amnistía Internacional coincide con las audiencias en el Congreso esta semana para examinar la solicitud presupuestaria de Trump por $44,100 millones para el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) para el año fiscal 2018, de los cuales $2,600 millones serían para la seguridad fronteriza y para robustecer las redadas y deportaciones.