Peña Nieto pide que migrantes sean reconocidos como “agentes de cambio”

El mandatario mexicano abogó por un trato digno y apegado a los derechos humanos
Peña Nieto pide que migrantes sean reconocidos como “agentes de cambio”
Enrique Peña Nieto, presidente de México

Guatemala – El presidente de México, Enrique Peña Nieto, admitió que los migrantes han estado expuestos a vejámenes que incluso ponían en riesgo su vida durante mucho tiempo, por lo que pidió que sean reconocidos “como agentes de cambio y desarrollo”.

Durante un discurso pronunciado en el Congreso de Guatemala, en el marco de una visita que lo llevó a reunirse con los tres poderes del Estado, el mandatario mexicano exhortó además a que se valoren las contribuciones de este colectivo, tanto en el país de destino como en el de origen.

Peña Nieto, que realiza su primera visita como presidente a Guatemala desde que asumió el poder en el 2012, reconoció que tanto su país como Guatemala son naciones de “origen, tránsito, destino y retorno” de migrantes, y abogó por un trato digno y apegado a los derechos humanos.

“En mi país somos conscientes de que muchas veces la migración ha dejado una herida abierta en el corazón de nuestros pueblos. No cerramos los ojos a la realidad”, declaró.

Y añadió que “los migrantes centroamericanos han estado expuesto a vejaciones y situaciones de riesgo que ponen en peligro su integridad física e incluso su propia vida”.

Juntos, dijo, es necesario buscar soluciones “integrales” que generen desarrollo, y Guatemala tiene en México a “un aliado, un socio y un amigo incondicional” para lograr este y otros propósitos, como ha sucedido a lo largo de la historia, cuando ambas naciones han caminado juntas.

En su alocución, Peña Nieto, que hizo mención al premio Nobel Miguel Ángel Asturias o al escritor Luis Cardoza y Argón como grandes figuras que evidencian la relación entre ambos países, señaló que el futuro entre ambos está “lleno de oportunidades” en lo económico, lo político y lo social”.

Insistió además en que la pluralidad política “no es una barrera insalvable para construir acuerdos” y que lo importante es que México y Guatemala, que comparte una frontera de más de 960 kilómetros, fortalezcan sus relaciones para “abrir nuevos horizontes al desarrollo de Mesoamérica”.

“Sí es posible potenciar el desarrollo entre ambos países”, proclamó, e hizo mención a la alianza que existe entre el Triángulo Norte de Centroamérica -Guatemala, Honduras y El Salvador- y México para proteger a los migrantes en Estados Unidos, una de las problemáticas de los cuatro países y uno de los colectivos más vulnerables.

También mostró toda su disposición de enfrentar a los grupos criminales que violentan los derechos de lo migrantes y a garantizar, desde su país y sus instituciones, un trato digno para ellos.

Después del Congreso, Peña Nieto se dirigió al Organismo Judicial, donde mantuvo una reunión privada con los magistrados, y luego a la Municipalidad de Guatemala, donde el alcalde, Álvaro Arzú, le entregó las llaves de la ciudad.