Empresa vinculada a Trump podría construir nuevo edificio del FBI

Vornado Realty Trust ha sido seleccionada como una de las tres compañías finalistas para conseguir el contrato
Sigue a El Diario NY en Facebook
Empresa vinculada a Trump podría construir nuevo edificio del FBI
La nueva sede del FBI podría construirse en Greenbelt, Maryland.
Foto: YURI GRIPAS/AFP/Getty Images

Una vez más, la administración Trump ha vuelto a olvidar el principio ético que separa la política de los negocios al permitir que una compañía con la que el presidente y Jared Kushner tienen varios negocios haya sido seleccionada como finalista para construir la nueva sede del FBI.

De ser elegida, Vornado Realty Trust, empresa de inversión inmobiliaria fundada hace 35 años, conseguiría un contrato valorado en $1,700 millones de dólares para erigir el edificio que sustituirá al J. Edgar Hoover Building, el actual centro de operaciones de la Agencia de Investigaciones Federales, situado en Washington, D.C..

Pese a que todavía no se sabe la ubicación de la que será la nueva sede del FBI, Garth Beall, director de Renad Development, cree que los encargados del proceso de selección comenzarán a construir el edificio en Greenbelt, Maryland.

La familia de Jared Kushner es la dueña de uno de los edificios más destacados de la Quinta Avenida.

Las críticas a la posibilidad de que Vornado Realty Trust construya la nueva sede del FBI no se han hecho esperar: el congresista demócrata Gerald Connolly, por ejemplo, aseguró ayer que la involucración de la Casa Blanca en la gestión del edificio “supondría un importante conflicto de intereses“.

Jared (Kushner) se toma muy en serio las leyes de la ética y jamás pondría en riesgo su trabajo y el buen hacer de su administración”, afirmó la Casa Blanca como respuesta a las palabras de Connolly, quien también exigió a Vornado Realty Trust que no continuara con su proyecto de construcción.

Por su parte, Steven Schooner, profesor de derecho gubernamental en la Universidad George Washington, declaró que “la relación que existe entre la Casa Blanca y la empresa dirigida por Steven Roth quita credibilidad a las políticas inmobiliarias gestionadas por el presidente“.

Pese a que Kushner vendió las acciones que poseía en el número 666 de la Quinta Avenida a principios de este año, Vornado Realty Trust continúa siendo muy cercana a la administración Trump hasta el punto de que forma parte de la Oficina de Innovación Estadounidense de la Casa Blanca, la cual está dirigida por el yerno y asesor del presidente.