Sin ayuda humanitaria en la frontera no habrá chance de sobrevivir para muchos indocumentados

Organización advierte del riesgo de más muertes en la frontera con México
Sigue a El Diario NY en Facebook
Sin ayuda humanitaria en la frontera no habrá chance de sobrevivir para muchos indocumentados

Las duras directrices migratorias establecidas por la administración Trump pone en peligro la ayuda humanitaria en la frontera, lo que podría ocasionar un incremento de las muertes de inmigrantes, denunció hoy una organización de Arizona.

El grupo No Más Muertes, que ofrece ayuda humanitaria por medio de un campamento en el desierto de Arizona, criticó que las estrategias de la Patrulla Fronteriza para detener a la inmigración indocumentada ocasionan situaciones de crisis, y ahora se ven reforzadas por las nuevas directrices en Inmigración.

El pasado mes de enero, Trump firmó una orden ejecutiva encaminada a construir un muro fronterizo a lo largo de la frontera con México, y autorizó la contratación de 5.000 agentes adicionales para la Patrulla Fronteriza.

“La Patrulla Fronteriza siempre ha tenido una estrategia de tratar de desalentar el cruce migratorio por medio de la intimidación, utilizando el desierto como un arma para forzarlos a caminar en áreas alejadas fuera de las poblaciones”, dijo hoy a Efe, Eva Lewis, voluntaria con el grupo No Más Muertes en el sur de Arizona.

Esta semana, un campamento de esta organización levantado en Arivaca, en la zona fronteriza, fue objeto de una redada en la que un grupo de 30 agentes de este cuerpo detuvo a cuatro indocumentados mexicanos, un hecho que No Más Muertes califica de “ataque directo” a su labor, a pesar de lo cual no cejarán en continuar su trabajo.

Los detenidos por la agencia federal estaban siendo seguidos a lo largo de 18 millas.

“Siguieron a estas personas por el desierto y solo decidieron arrestarlos cuando ellos llegaron a solicitar ayuda médica a nuestro campamento”, dijo Lewis, que agregó que la acción viola un acuerdo verbal que el grupo tenía con la Patrulla Fronteriza y que estaba basado en normas internacionales de ayuda humanitaria.

“Están tratando de convertir nuestro campamento de ayuda humanitaria en una trampa, para arrestar inmigrantes”, enfatizó Lewis quien teme que los migrantes dejen de pedir ayuda al campamento por miedo de ser detenidos.

Por su parte, Patrulla Fronteriza defendió sus acciones e indicaron que ejecutaron la orden de cateo en el campamento después que fracasaron los diálogos con No Mas Muertes.

En declaraciones enviadas a Efe, la Patrulla Fronteriza Sector Tucson explicó que el operativo comenzó cuando, por medio de tecnología de vigilancia, detectaron la presencia de cuatro indocumentados con ropa de camuflaje que caminaban rumbo norte en una ruta frecuentada por traficantes.

Los oficiales siguieron sus huellas hasta las cercanías de la comunidad de Arivaca, donde se encuentra el campamento de esta organización, a la que, aseguran, notificaron de la situación para intentar mantener una relación positiva, pero fue inútil, lo que motivó que ejecuten una orden de registro en el campamento.

Entre los años 2001 y 2016, la Oficina del Médico Forense del Condado Pima ha recibido los restos de 2.615 inmigrantes indocumentados muertos en la frontera de Arizona.