VIDEO: El obrero que desafía a Paul Ryan y podría cambiar la política en EEUU

Su comercial de campaña conmueve y convence a muchos
Sigue a El Diario NY en Facebook
VIDEO: El obrero que desafía a Paul Ryan y podría cambiar la política en EEUU
Randy Bryce, aspirante al Congreso de EEUU.

“Soy una persona trabajadora”, dice Randy Bryce en el anuncio con el que promueve su campaña al Congreso de Estados Unidos.

Bryce, demócrata y miembro de un sindicato de trabajadores de hierro, aspira a la silla de Paul Ryan, el presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos. Su anunció publicitario se hizo viral en los últimos días gracias a su contenido. El video muestra las dificultades que sufrirá su madre con esclerosis múltiple en el momento que pierda Obamacare. También está lleno de imágenes de su vida diaria en las construcciones de Wisconsin, junto a otros obreros. El mensaje deja claro que es un miembro de la clase trabajadora que quiere tener otra representación en Washington.

“Lo que Paul Ryan y los republicanos están haciendo es arrebatar el cuidado de salud a millones de nosotros, para que cueste más, es inaceptable”, dice Bryce, que además es veterano del ejército.

Además de lo dramático del anuncio, su nombre en Twitter @ironstache (bigote de hierro) también ha llamado la atención de muchos. Sus seguidores ya pasan los 36,000 en Twitter. Algunos usarios de redes creen que personas como Bryce son el futuro de los demócratas.

La tarea que tiene por delante es difícil ya que Ryan ha sido amo y señor del Distrito 1 de Wisconsin desde 1998. En la última elección venció por 35 puntos al demócrata Ryan Solen.

“Cambiemos de lugar”, dice Bryce. “Paul Ryan, ven a trabajar el hierro y yo voy a D.C.”, dice en el anuncio.

Esta no es la primera campaña de Bryce, pero pinta mejor que las anteriores. El obrero perdió en 2014 su aspiración al Senado estatal cuando el republicano Van Wanggaard fue elegido con el 61%. Tampoco le fue bien en las primarias demócratas a la Asamblea cuando cayó con Melissa Lemke, que obtuvo 69%.

Sin embargo, su efecto viral y la tendencia mundial a elegir personas que no representan el establecimiento político pueden jugar a su favor. Eso sí, primero deberá ganar en las primarias demócratas. Tiene más de un año para aumentar la popularidad y convencer al electorado. Su mayor enemigo es la naturaleza efímera de internet, pero si Donald Trump pudo mantenerse…cualquier cosa es posible en la política de hoy.