NALEO: Trump “necesita acercarse a la comunidad hispana”

Entrevista exclusiva con director ejecutivo de NALEO, que iniciará mañana su conferencia anual de dos días en Dallas con una agenda de los temas que más preocupan a los latinos.
Sigue a El Diario NY en Facebook
NALEO: Trump “necesita acercarse a la comunidad hispana”
El director ejecutivo de NALEO, Arturo Vargas, instó al presidente Trump a que incluya a los hispanos en el diálogo nacional.

WASHINGTON.- El presidente Donald Trump lleva 152 días en el poder pero prácticamente ha excluido a los hispanos del diálogo nacional sobre los temas que más les afectan, por lo que el director ejecutivo de NALEO, Arturo Vargas, afirmó este miércoles que el mandatario debe abrir espacio a los latinos, cuyo poder político va en aumento en EEUU.

Trump “necesita acercarse a la comunidad hispana… a los latinos les importa todo lo que está pasando en el país, pero no hemos visto ningún acercamiento personal suyo”,  dijo Vargas en una entrevista telefónica.

“No ha invitado a la Casa Blanca a nadie de NALEO y, que yo sepa, tampoco a los de la Agenda Nacional de Liderazgo Hispano… esto envía un mensaje de que no estamos incluidos en la agenda de esta Administración, y eso es muy preocupante”, advirtió.

Vargas delineó algunos de los asuntos más apremiantes de la comunidad hispana y los planes de la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Elegidos (NALEO, en inglés) para defender los derechos y el avance social del segundo grupo poblacional más grande del país.

NALEO iniciará mañana su conferencia anual de dos días en Dallas (Texas), en unos momentos en que la comunidad latina se siente bajo asedio por la política migratoria de la Administración, su insistencia en construir un muro fronterizo, y su propuesta de recortar o eliminar programas que benefician a los hispanos.

El director ejecutivo de NALEO, Arturo Vargas, revisa los preparativos para la conferencia anual en Dallas a partir de mañana. Suministrada/Impremedia

El secretario del Trabajo, el cubanoamericano Alex Acosta, participará la noche del viernes en la conferencia de NALEO, pero será apenas la segunda ocasión en que un miembro del Gabinete se acerca al grupo, después de que el secretario de Vivienda, Ben Carson, participara en su gala anual de marzo pasado.

Vargas elogió la trayectoria de Acosta y su relación con NALEO, pero considera que la Administración debe hacer más para demostrar que tiene interés genuino en los hispanos.

¿Cuándo invitará Trump a los grupos latinos?

El único evento público de Trump con la comunidad latina fue el viernes pasado en Miami (Florida), donde explicó los cambios en su política hacia Cuba, pero no ha tenido uno sólo con la comunidad latina en general. Y un evento reciente de la Casa Blanca a favor de anular “Obamacare”  sólo incluyó a varios empresarios latinos que votaron por Trump.

El vicepresidente, Mike Pence, ofreció hace unos meses un discurso ante la Cámara de Comercio Hispana, participó en un evento de la “Coalición Latina”,  y presidió la celebración del “Cinco de Mayo”, aunque en una ceremonia reducida y realizada en un edificio anexo de la Casa Blanca.

Si bien la mayoría de los hispanos votó en 2016 por la candidata presidencial demócrata, Hillary Clinton, la Administración haría bien en incluirlos en el diálogo nacional –sólo tiene a un latino en el Gabinete-, debido a su poder económico y su creciente peso en las urnas, según Vargas.

“Hay tantos asuntos que examina la Casa Blanca que afectan a los latinos, pero no tenemos una alianza como la que tuvimos con la Administración Bush o la Administración Obama. Estamos listos y esperamos que la Casa Blanca tenga ese acercamiento”, subrayó Vargas, al delinear asuntos como la economía, política exterior, inmigración,  educación, y vivienda.

Abanico de prioridades 

Respecto a la retórica de la Administración de que vela por el ciudadano de a pie, en cuestiones como salud o empleos, Vargas subrayó que su historial “habla por sí mismo”,  y los latinos no piden un imposible.

Entre las prioridades latinas figura el combate contra medidas “anti-inmigrantes” como la “SB4” en Texas, que, de implementarse el próximo 1 de septiembre, prohibirá las “ciudades santuario” en el estado.

“Tenemos miembros de ambos partidos, y vamos a examinar las experiencias del pasado con otras medidas (anti-inmigrantes), en estados como California, con la Proposición 187 en1994,  y Arizona, con la SB1070 en 2010. Se trata de una estrategia a largo plazo para que los latinos tengan una mayor voz en la política del estado”, observó.

NALEO estudiará la posibilidad de convocar un boicot, que tenga máximo efecto y no perjudique a los trabajadores latinos, dijo.  Medidas de presión en Arizona y Alabama lograron replegar parte de sendas leyes anti-inmigrantes en esos estados.

Hoy mismo, la ciudad de Houston (Texas) votó a favor de sumarse a una creciente demanda colectiva entablada el mes pasado contra la “SB4”.

NALEO también quiere mejorar el empoderamiento político de los hispanos, que en 2016 tuvieron una tasa de participación electoral del 58%, o más de 11 millones de votantes, en comparación con el 54% en 2014, según el “Latino Victory Fund”, que vaticinó que serán una fuerza clave en 2018 y 2020.

Vargas rechazó que los latinos se quedan en casa por “apatía electoral” o “porque son unos flojos”, y explicó que el “sistema político la alienta; su infraestructura no se molestará en acercarse a los que no se empadronan, y eso se vuelve un círculo vicioso”.

“Si el mensaje del sistema es que no importas, como sucedió en estados que no recibieron atención de los candidatos en 2016, los latinos no son estúpidos, lo captan bien, y tenemos que combatir eso”, enfatizó Vargas, al elogiar que el Tribunal Supremo estudiará la práctica de manipulación de distritos electorales que perjudica a los hispanos.

NALEO elabora desde ya una estrategia para su mayor movilización de hispanos para el Censo de 2020, incluso mayor que en 2010, para que todos sean debidamente contabilizados, dijo Vargas, un asesor de la Oficina del Censo.

Los resultados del censo determinan la demarcación de distritos electorales, la representación en el Congreso,  el desembolso de fondos federales, y el diseño de políticas públicas y servicios sociales.

Debido a recortes presupuestarios –la Oficina del Censo recibirá $160 millones menos de los solicitados- el del 2020 tendrá a menos de 350,000 empleados para visitar los barrios, se apoyará en imágenes aéreas y bases de datos gubernamentales y, por primera vez, dará la opción de completar los formularios en internet.

Una idea de Vargas es utilizar iPads en centros comunitarios, para que la gente entregue a tiempo sus formularios.