Scarlett Johansson habló sobre sus orígenes humildes

La actriz recordó lo difícil que fue su infancia en un hogar de bajos ingresos que salía adelante gracias a las ayudas sociales y alimenticias
Sigue a El Diario NY en Facebook
Scarlett Johansson habló sobre sus orígenes humildes
En la actualidad Scarlett es una de las actrices mejor pagadas de Hollywood.

Puede que ahora sea una de las actrices más cotizadas de la industria del cine -llegando a encabezar incluso la lista de intérpretes con más ingresos en 2016-, pero eso no significa que Scarlett Johansson haya olvidado sus orígenes humildes. En un avance de su participación en el programa ‘Inside the Actors Studio’, la guapa rubia ha recordado su infancia, que estuvo marcada por los bajos salarios de sus padres Karsten y Ejner, razón por la cual necesitaban beneficiarse del Programa Asistencial de Nutrición Suplementaria con el que Estados Unidos ayuda a familias con pocos recursos.

“Recibíamos prestaciones sociales y cupones de alimentos. Mis padres criaron a cuatro niños en una casa con pocos ingresos en Manhattan. Así que fue duro. Mi madre intentaba actuar como amortiguador en esa situación, pero mi llegada y la de mi hermano mellizo puso mucha presión sobre el matrimonio de mis padres“, confesó en dicho clip sobre la difícil infancia que vivieron tanto ella como sus tres hermanos Vanessa, Adrian y Hunter, así como su hermanastro Christian.

Hace solo un par de años, la artista neoyorquina prestaba su imagen para la campaña ‘Feeding America’ con el propósito de dar a conocer el gran porcentaje de hambre infantil que sigue afectando a parte de la sociedad estadounidense, un problema a veces ignorado y que sin lugar a dudas toca de muy de cerca a Scarlett.

Por otro lado, la intérprete siempre ha mostrado su apoyo a iniciativas como Planned Parenthood, una organización sin ánimo de lucro a la que ella mismo recurrió en su juventud para buscar el consejo de un ginecólogo. Al mismo tiempo, ha aprovechado en más de una ocasión para destacar la importancia de la existencia de una estructura estatal de ayudas tanto médicas como económicas para que familias como la suya puedan salir adelante.

“Crecí en la ciudad de Nueva York con cuatro hermanos. Mi padre apenas ganaba suficiente dinero como para ir tirando. Nos cambiábamos de casa cada año hasta que nos asentamos en un edificio de protección oficial para familias de clase baja. Fuimos a la escuela pública y dependíamos de programas de ayuda para el comedor escolar y el transporte, como la mayoría de mis amigos. Desde mis amigas del instituto a las de ahora, todas ellas dependen de Planned Parenthood y a menudo también del programa Medicaid para servicios importantes de cobertura médica”, aseguraba en su discurso en la Convención Nacional Demócrata de 2012.