‘Cubo’ Torres, el resurgimiento y la posibilidad de soñar con el Tri

El delantero mexicano, segundo lugar de goleo en la MLS, ha sabido levantarse de la lona algunas veces
Sigue a El Diario NY en Facebook
‘Cubo’ Torres, el resurgimiento y la posibilidad de soñar con el Tri
Erick 'Cubo' Torres tiene su merecida oportunidad con el Tri en la Copa Oro.

“Más que un resurgir lo tomo como una oportunidad, como un gran reto”.

Así, con excelente sentido de perspectiva, describió recientemente Erick Torres el momento que vive en la MLS, donde es segundo lugar de goleo con 12 anotaciones cuando la temporada llega a su punto medio.

Dicha actuación le mereció al delantero tapatío un necesario llamado a la selección mexicana que este domingo debutará en la Copa Oro.

Pero en realidad “El Cubo” sí ha resurgido, tras dos años muy oscuros que amenazaron con apagarle la luz.

La MLS normalmente no es la gran vitrina en el mundo del futbol internacional, pero para Torres lo ha sido en dos distintas etapas.

Primero en 2013, cuando aterrizó en el hoy difunto Chivas USA casi como un desterrado de Chivas de Guadalajara, donde tras un debut de impacto en su carrera fue perdiendo electricidad y luego fue desplazado por otros talentos locales, que al Rebaño tapatío nunca le faltan.

En Chivas USA, franquicia entonces con sus días contados, Torres tuvo impacto con 7 goles en 15 partidos de 2013 y 15 en la temporada 2014, la de la extinción del equipo de Carson. Incluso participó en el Juego de Estrellas de la MLS ese verano contra el Bayern Múnich y dio una asistencia en el triunfo de su equipo 2-1.

Erick ha admitido que cuando emigró a la MLS sentía incertidumbre y hasta temor en cuanto a poder establecerse. Y esa inquietud se manifestaría tras el fallecimiento de Chivas USA. Logró acomodarse en el Houston Dynamo y es cuando las dudas a su alrededor en verdad se convirtieron en nubes.

El “Cubo” alegre, dinámico y goleador de Chivas había desaparecido. Lesiones, marcada baja de juego y falta de continuidad no le ayudaron. Vio acción en 22 partidos, la mayoría como relevo, y los fans de Houston se quedaron con ganas de conocer aquel  festejo del “robotín” con la playera naranja del Dynamo.

Su anonimato futbolístico se sintió aún más porque el Dynamo había contratado a Torres como “jugador designado”, la figura contractual utilizada en la liga para el fichaje de figuras internacionales y con salarios más altos.

El Dynamo de plano prefirió cederlo a préstamo al Cruz Azul antes de que acabara aquella temporada de 2016, y en el equipo cementero tampoco encontró su forma “El Cubo”.

Naranja fresca

La segunda vez que Erick Torres resurgió en la MLS está en pleno progreso.

El reinicio del delantero tapatío en Houston no pudo haber sido más fresco en este 2017, anotando el primer gol de la temporada para su club, y desde entonces no ha bajado el ritmo.

Él le da crédito a su actual entrenador, el colombiano Wilmer Cabrera, quien también fue su entrenador en Chivas USA en 2014.

“Lo admiro”, dijo Torres en una entrevista con Univision. “(Cabrera) Sabía que venía de un año que  no había sido el mejor de mi carrera. Cuando Wilmer me marcó (por teléfono), me puso las cartas sobre la mesa”.

El “Cubo” ha sabido jugar con esas cartas. Ha hecho goles en remates con su acostumbrada rapidez en el área, con definiciones de estrella o a balón parado, una novedad. Y con ello, le ha dado muchos puntos a Houston, que es tercer lugar del Oeste.

Torres sigue siendo muy joven (24 años) y ya tiene mucho recorrido. Las experiencias, buenas y malas, sin duda que lo han hecho madurar como futbolista y si tiene éxito con el Tri realmente puede crearse nuevas oportunidades y algunos sueños