Una de las chicas de ‘The Big Bang Theory’ espera bebé, pero recuerda el aborto que sufrió

'Bernadette' escribió una conmovedora carta, dedicada a las mujeres que han pasado por lo mismo.

Guía de Regalos

Una de las chicas de ‘The Big Bang Theory’ espera bebé, pero recuerda el aborto que sufrió
Habrá un nuevo integrante en la familia de "The Big Bang Theory".

La actriz Melissa Rauch, conocida por su papel de Bernadette en la serie ‘The Big Bang Theory’, debería estar disfrutando de uno de los mejores momentos de su vida ahora que ha anunciado que espera su primer hijo con su marido Winston Beigel. Sin embargo, el recuerdo del aborto que sufrió hace un tiempo empaña inevitablemente la felicidad que tanto ella como su esposo deberían estar sintiendo casi en exclusiva.

Lejos de guardarse la tristeza para sí misma, la intérprete ha querido aprovechar su situación personal para mandar un poderoso mensaje a todas las mujeres que viven con miedo tras haber pasado por la traumática experiencia que es perder a un hijo durante el periodo de gestación.

“Esta es la única declaración sobre mi embarazo que no me hace sentir como un completo fraude: ‘Melissa está esperando su primer hijo. Está extremadamente feliz, pero si es sincera, teniendo en cuenta que tuvo un aborto la última vez que estuvo embarazada, en este momento aún está bastante aterrorizada de que pueda volver a ocurrir. Se siente rara incluso al anunciarlo, y preferiría esperar a que el niño esté yendo a la universidad para contárselo a todo el mundo, pero se imagina que debería comunicar la noticia antes de que se la vea caminando con su tipa enorme para ser la primera en anunciarlo”, reza uno de los extractos de la carta abierta que la intérprete ha escrito para la revista Glamour, haciendo gala del sentido del humor que la caracteriza aún tratando un tema tan difícil.

La estadounidense de 37 años ha querido dar así visibilidad a un duro golpe que sufren muchas mujeres -entre un 10 y 20% de todos los embarazos no llegan a término- y que normalmente se llora en la intimidad.

“Cuando me planteaba el compartir o no la noticia de que estaba esperando este bebé, lo único en lo que podía pensar era en otra mujer llorando su pérdida al igual que hice yo, preocupada por no volver a quedarse embarazada de nuevo y leyendo mientras tanto acerca de mi tripa. Me pareció poco sincero no hablar también sobre la batalla que tuve que librar hasta llegar aquí. El aborto por el que pasé fue una de las penas más grandes que he sentido en mi vida. Despertó en mí una depresión primitiva que se quedó conmigo. La imagen de nuestro bebé en el monitor de ultrasonido, sin movimiento, sin latido -cuando habíamos visto el mismo pequeño corazón sano y con movimiento solo dos semanas antes- nos cegó y todavía nos persigue hasta el día de hoy. Sigo esperando a que mi tristeza se evada… pero no ocurre. Sí, he tenido momentos felices y he continuado con mi vida, pero la tristeza siempre estaba al acecho”, ha compartido en el emotivo texto.

Pese a la aflicción que se desprende de sus palabras al recordar el pasado, la intención de Melissa es sobre todo mandar apoyo y esperanza a todas aquellas que hayan pasado por una situación parecida a la suya.

“Todo lo que sé es que esta experiencia me ha cambiado para siempre. Sé que me ha hecho apreciar cada momento de mi embarazo actual, y espero que me haga una madre mejor cuando finalmente pueda tener en mis brazos al bebé que ya llevo en mi corazón. Así que, para todas las mujeres que están lidiando con problemas de fertilidad, que hayan sufrido un aborto o que estén pasando por ese dolor ahora mismo, dejadme enviaros un mensaje: No están solas. Y es perfectamente normal que no estén bien ahora mismo”, ha concluido en su carta.