Canibalismo entre narcotraficantes novatos sería para volverlos más violentos

Revelan que el cártel Jalisco Nueva Generación obliga a sus nuevo sicarios a esta "práctica"
Canibalismo entre narcotraficantes novatos sería para volverlos más violentos
Violencia en México

MÉXICO.-  En los últimos días crecen los rumores acerca de posible canibalismo entre integrantes del narcotráfico y, específicamente, entre novatos del cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) en el estado de Tabasco, quienes presuntamente son obligados a comer carne humana para volverlos más sanguinarios, despiadados y agresivos.

La información se atribuye a la fiscalía de la entidad del sureste donde en los últimos meses se ha disparado la violencia con 312 homicidios dolosos entre abril del 2016 y marzo del 2017 según el Observatorio Nacional que lo ubica en el lugar 20 a nivel nacional posiblemente por un disputa entre delincuentes rivales por el control de la zona.

Por información que se tiene de campo se sabe que estaban en la ejecución de ciertos delitos y uno de ellos era un proceso de iniciación al que estaban sujetos, dijo Valenzuela la semana pasada sin aceptar abiertamente los presunto actos de antropofagia.

Cártel Jalisco obliga a menores a comer carne humana para hacerlos “más bravos”

La prensa local ha atizado los rumores sobre este canibalismo -que representan una escalada en la violencia del crimen organizado en México- enlazando hechos reales a una supuesta práctica del CJNG de obligar a los miembros de nuevo ingreso a comer a sus víctimas cachito por cachito.

Se cita, por ejemplo, que el pasado 26 de mayo policías ministeriales encontraron en el río Canizales el torso de un cuerpo que había sido desmembrado. La víctima era un hombre joven que supuestamente había sido levantado, torturado y ejecutado una semana antes para quitarle los brazos y piernas con el fin de refrigerarlas y cortarles a trozos para los rituales de ingreso a la organización.

Tres días después de este hallazgo, los agentes de la fiscalía detuvieron a una banda de doce personas, entre ellas, dos menores de 16 y 17 años, acusados de haber asesinado a cinco trabajadores del negocio de venta de automóviles Aladino a quienes degollaron y decapitaron.

Descubren “narcococinas” donde Zetas incineraban restos de sus víctimas

El diario nacional Excélsior reportó que tras esta captura, los implicados reconocieron que también estuvieron involucrados con el caso del torso abandonado en el río Canizales  donde se encontró un mensaje escrito que textualmente decía: Esto me pasó por rata y pedir cuota… Todos los Zetas, CDG [Cartel del Golfo], extorsionadores y quienes ayuden así van a terminar. Ya empezó la limpia”.

Además, sin expresar remordimiento, los capturados revelaron los fines de las extremidades guardas en el frigorífico.

La sangre fría, la saña y la barbarie ha sido un signo constante en el modus operandi de los cárteles de la droga. Casi a diario las autoridades reportan sobre el hallazgo de cuerpos sin cabezas o incinerados, asfixiados y torturados; familias completas, incluso con bebés, asesinadas con armas largas incluso con bebés o el descubrimiento de fosas clandestinas con hasta 250 cráneos humanos.