Anuncian más ayuda para adictos de substancias en Nueva York

El gobernador Andrew Cuomo dio a conocer nuevas iniciativas para el tratramiento de quienes sufren de trastornos de adicción

El gobernador del estado de Nueva York, Andrew M. Cuomo, anunció este miércoles varias iniciativas con el fin de ofrecer nuevos servicios de tratamiento, recuperación y apoyo para los residentes que sufren de trastornos de adicción por abuso de sustancias y que viven en comunidades desatendidas en Nueva York y Long Island.

Entre las medidas anunciadas por Cuomo destaca la apertura de nuevos centros de recuperación, dos de ellos ubicados en los condados de Queens y El Bronx así como la implementación de nuevas guías y reglamentos estatales que, entre otras cosas, reducirán las barreras que enfrentan algunos pacientes a quienes los seguros de salud le niegan la cobertura de tratamientos y medicinas para la  adicción.

“Nueva York está comprometida con la lucha contra la adicción, y con estas últimas inversiones, estamos tomando las medidas necesarias para asegurar que las personas y familias en las comunidades desatendidas estén conectadas con los recursos y servicios de apoyo que necesitan“, dijo Cuomo.

Los anuncios se hicieron durante la inauguración este miércoles de un nuevo centro de tratamiento de trastornos por uso de sustancias en Wards Island, que bajo un costo de $25.6 millones proporcionará servicios para mujeres con niños, adultos jóvenes y personas mayores de 55 años.

Este centro, llamado George Rosenfeld Center for Recovery, se encuentra en una isla el East River entre el East Harlem, el sur del Bronx y Astoria, Queens. Allí se ofrecerán tratamientos con medicamentos, asesoramiento profesional, terapia de grupo y programas de recuperación y educación entre otros.

Otros dos centros comunitarios de recuperación, cada uno con una inversión de $1.7 millones por parte de la Oficina de Servicios de Alcoholismo y Abuso de Sustancias, abrirán en el 92-13 147th Place, Jamaica, Queens y en el 2038 Davidson Avenue, Bronx. Allí se ofrecerán tratamientos de recuperación a largo plazo apoyados en actividades recreativas y sociales como el desarrollo de habilidades, educación para el bienestar y preparación para el empleo, entre otras.

Estos centros ofrecerán a los pacientes y las familias la oportunidad de conectarse con otras personas que están pasando por desafíos similares.

Además, se otorgaron $300,000 a tres proveedores de salud para establecer el programa “Family Support Navigator” en la ciudad de Nueva York y en Long Island, mediante el cual “navegadores” de salud le ofrecerán, por primera vez, apoyo a las familias que están luchando con trastornos por el abuso de sustancias, para ayudarlas a entender la progresión de la adicción y cómo navegar los sistemas de seguros y tratamiento.

Actualmente el estado y la ciudad de Nueva York están viviendo una epidemia de muertes por sobredosis de substancias, principalmente por la adicción a heroína y opiáceos.

Los neoyorquinos que luchan con una adicción, o cuyos seres queridos están sufriendo por esto, pueden encontrar ayuda llamando a la línea telefónica gratuita del estado, HOPEline las 24 horas y los 7 días de la semana al 1-877-8-HOPENY (1- 877-846-7369) o enviando un mensaje de texto a HOPENY (código corto 467369).

También, para más información pueden visitar  www.combatheroin.ny.gov, FindAddictionTreatment.ny.gov  y oasas.ny.gov/CombatAddiction.