Comienza el juicio contra senador Robert Menéndez en Newark

El demócrata es acusado de aceptar sobornos a cambio de, entre otras cosas, tramitar visas fraudulentas
Comienza el juicio contra senador Robert Menéndez en Newark
Es la primera vez en 36 años que un senador en funciones es acusado de recibir sobornos.
Foto: Alex Wong/Getty Images

Favores sexuales, viajes gratis en jets privados y estafas al sistema sanitario. Éstos son los componentes del escándalo por los que el senador de Nueva Jersey Robert Menéndez, de 63 años, será juzgado a partir de este miércoles en la Corte Federal de Newark.

Según los abogados de la acusación, pertenecientes a la Unidad de Integridad Pública del Departamento de Justicia, el demócrata aceptó cuantiosos sobornos de Salomon Melgen, oftalmólogo millonario de Palm Beach, Florida, a cambio de, entre otras cosas, facilitar visas a las tres novias del médico.

El trato era muy simple: Menéndez presionaba a varios funcionarios del gobierno para ayudar a Melgen en lo personal y en lo profesional, y, a cambio, el senador obtenía numerosos beneficios, desde cientos de miles de dólares en donaciones políticas hasta viajes privados en jets y vacaciones con todos los gastos pagados.

Un mes después de que Menéndez hablara con el embajador de Estados Unidos en la República Dominicana, por ejemplo, una de las novias de Melgen fue entrevistada por varios agentes del Departamento de Estado y finalmente recibió la autorización necesaria para entrar en el país.

Junto a la tramitación fraudulenta de las visas, Menéndez también será acusado de ayudar al oftalmólogo a salir impune de las acusaciones que aseguraban que había estafado casi $9 millones a los programas Medicare y Medicaid en 2007 y 2008.

Con el fin de mantener su lucrativa relación con Melgen oculta, el senador eliminó de sus informes financieros anuales muchos de los obsequios del médico, entre los que destaca una estancia de tres noches en el Hotel Park Hyatt de París valorada en $4,500.

El juicio, que durará de seis a ocho semanas, se convertirá en el primer caso de soborno en 36 años que involucre a un senador estadounidense en funciones. Por el momento Menéndez ha negado todos los cargos que existen contra él y ha asegurado que los regalos recibidos por parte de Melgen son fruto de su cercana amistad.