“Estoy orgullosa de ser mexicana e indocumentada”, responde DACAmentada ciberacosada

"El amor siempre triunfa sobre el odio. Sigue peleando esta lucha, yo lo haré", asegura García en Facebook
Sigue a El Diario NY en Facebook
“Estoy orgullosa de ser mexicana e indocumentada”, responde DACAmentada ciberacosada
Paola García recuerda sufrir acoso por su estatus de indocumentada desde los 11 años

Paola García es estudiante de Psicología en la Universidad de Transilvania en Kentucky. Nació hace 21 años en León (Guanajuato) y hace 19 que vive en los EEUU. Uno de sus libros favoritos es Los sueños de Einstein. Como a muchos jóvenes de su edad le gusta escribir y estar en contacto con la naturalezaA diferencia de muchos de ellos, sufre acoso continuo por el simple hecho de ser indocumentada.

Acoso que en los últimos meses se volvió online, llegando a recibir mensajes directos en Facebook de personas desconocidas que la amenazaban con informar a ICE sobre su estatus de indocumentada (pese a ser beneficiaria de DACA), además de bromear con el hecho de que, efectivamente, Donald Trump no es su presidente “al no ser ciudadana americana”.

Los primeros mensajes le llegaron en julio (Cortesía Paola García)

Uno de los responsables detrás de esta oleada de mensajes de odio es su ex compañero de universidad Taylor Ragg, quien publicó una captura de pantalla con su perfil de Facebook en el grupo de odio racial ‘10th Crusade Enthusiasts’, pidiendo a todos sus miembros que reportaran “a esta [estudiante] ilegal” de su escuela que presumía “de violar la ley”. En el perfil de García podía leerse: “Sin miedo, indocumentada, sin complejos”.

“Si [Ragg] me hubiera dado la oportunidad de conocerme primero nunca lo hubiera hecho”, afirma García en entrevista con La Opinión. “Yo no soy de las que se queda callada. Estoy orgullosa de ser mexicana e indocumentada, me ha hecho ser quien soy y lo que haré en mi futuro”, afirma García, acostumbrada al activismo digital en las redes.

“Not my president” es la foto de portada de García (Facebook)

“YA NO ESTÁ MATRICULADO”

Tras informar a la universidad del comportamiento discriminatorio de Ragg, la institución se limitó a argumentar que sus acciones no violaban “la política de no discriminación de la escuela”, según García. Poco tiempo después, con las redes sociales en ebullición, rectificaron su posición a través de un breve comunicado:

“La Universidad Transilvania no condona ni tolera el odio, la intolerancia, intimidación o acoso en cualquier forma y se ocupará de cualquier tipo de este comportamiento de una manera acorde con nuestras políticas, procedimientos y valores como universidad”.

Finalmente este miércoles, alrededor de las 3:30 p.m., la entidad educativa anunció a la comunidad estudiantil que Taylor Ragg “ya no continua matriculado” en la Universidad de Transilvania, sin poder dar más detalles “por las políticas de la universidad y las leyes federales”, según un último comunicado.

“Desde que tenía once años recuerdo recibir comentarios descriminatorios. Es algo que tristemente ha sido muy común en mi vida”, se lamenta García, satisfecha por esta decisión, pero consciente de que la batalla contra el odio creciente en los EEUU no termina aquí. “El amor siempre triunfa sobre el odio. Sigue peleando esta lucha, yo lo haré”, pidió a través de Facebook.