Trump tiene listo nuevo veto migratorio: “más amplio, duro y específico”

El primer mandatario ya había anunciado su movida a través de Twitter

Guía de Regalos

Trump tiene listo nuevo veto migratorio: “más amplio, duro y específico”
Antes del domingo se daría a conocer el alcance del nuevo veto migratorio

El presidente, Donald Trump, reemplazará su polémico veto migratorio a seis países de mayoría musulmana, que expira este domingo, con más restricciones que afectarían a un mayor número de naciones, informó hoy el diario The Wall Street Journal (WSJ).

En vez de imponer una prohibición de viaje conjunta a la nueva lista de países, el Gobierno de Trump establecerá restricciones que variarán según el país, afirmó el periódico, que cita como fuente a personas “familiarizadas con el proceso”.

Así, las autoridades tendrían en cuenta factores como la cooperación con Estados Unidos o la amenaza que representa cada país.

En un principio, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) elaboró una lista de 17 países afectados por las nuevas directrices que no cumplían con requisitos como informar a EEUU de la presencia de terroristas conocidos o emitir pasaportes fiables.

Ante la posible inclusión en esa lista, algunos países efectuaron cambios para cumplir con las exigencias estadounidenses, lo que rebajó a la mitad el número de naciones, precisaron las citadas fuentes.

“La Administración de Trump se asegurará de que sólo admitimos a aquellos que pueden ser escrutados de forma apropiada y no supongan una amenaza a la seguridad nacional o la seguridad pública”, afirmó una portavoz de la Casa Blanca citada por el diario, sin dar detalles sobre las medidas.

Se prevé que el Gobierno anuncie las nuevas reglas antes de este domingo, cuando vence la vigencia del veto migratorio.

El veto de Trump, emitido en marzo, entró en vigor parcialmente a finales de junio e impide durante 120 días el ingreso a EEUU de refugiados y, durante 90 días, el de ciudadanos de seis países de mayoría musulmana (Irán, Somalia, Sudán, Siria, Yemen y Libia).

El Tribunal Supremo de Estados Unidos permitió su entrada en vigor y dio discrecionalidad al Ejecutivo para definir sus propias normas de aplicación, pero en una audiencia programada para el 10 de octubre estudiará su legalidad a fondo.

El pasado día 15, Trump defendió su veto migratorio tras el atentado registrado en esa jornada en el metro de Londres, que atribuyó a un “terrorista fracasado” y causó 30 heridos leves.

Tras el atentado, el mandatario afirmó en su cuenta de la red social Twitter que el veto migratorio debería ser “mucho más amplio, duro y específico”.

“La prohibición de viaje a Estados Unidos debería ser mucho más amplia, dura y específica, ¡pero estúpidamente, eso no sería políticamente correcto!”, dijo Trump.

El presidente proclamó una primera versión del veto migratorio el 27 de enero, pero tuvo que firmar otra orden ejecutiva en marzo para sustituirlo y restringirlo ante los continuos reveses judiciales.

El segundo decreto, a diferencia del anterior, dejaba fuera a los ciudadanos de Irak y modificaba la provisión sobre los refugiados sirios al prohibir su entrada al país durante 120 días y no de manera indefinida, como establecía el veto original.