Exigen más seguridad en escuelas tras muerte de menor apuñalado en El Bronx

Un joven de 18 años del Urban Assembly School for Wildlife Conservation atacó mortalmente a un menor de 15 años y dejó herido de gravedad a otro de 16 años
Exigen más seguridad en escuelas tras muerte de menor apuñalado en El Bronx
La puertas del Urban Assembly School for Wildlife Conservation. volvieron a abrirse el jueves por la mañana.
Foto: Mariela Lombard / El Diario

En un hecho que parece ser el resultado de un caso de ‘bullying’, un joven de 18 años de la escuela Urban Assembly School for Wildlife Conservation, en El Bronx, identificado como Abel Cedeño, apuñaló este miércoles con una navaja automática a dos compañeros, causando la muerte a un estudiante de 15 años y dejando gravemente herido a otro de 16 años.

Matthew McCree, perdió la vida tras recibir una herida mortal en el pecho y Ariane LaBoy se encuentra en estado crítico en el hospital St Barnabas, tras sufrir puñaladas en el pecho, torso y una mano.

El hecho se registró en plena clase de historia a las 10:50 a.m. en el quinto piso del 2024 de la avenida Mohegan en East Tremont, donde funcionan varias escuelas en la sede de la PS 67 a la que acuden 1,100 niños de todos los grados.

Fuentes del Departamento de Policía (NYPD) y voceros de la escuela aseguraron que el ataque habría sido producto de una pelea iniciada hace varios días entre los estudiantes involucrados y tras cometer el crimen, el agresor, quien está en custodia de las autoridades, se dirigió a la oficina del subdirector de la escuela a rendir su declaración. Uno de los consejeros recuperó el objeto corto punzante que se usó como arma.

“Ellos llevaban en esa pelea unas dos semanas, desde que comenzó el periodo escolar”, aseguró el director de Detectives de la NYPD, Robert Boyce. “La cosa escaló hoy (miércoles) después de un intercambio de acciones en el salón de clases”.

Temor entre padres

Tras enterarse del apuñalamiento, cientos de padres se agolparon a la entrada de la escuela PS 67 a recoger a sus hijos y llenos de angustia manifestaron su preocupación.

“Esto no debería haber pasado. Uno deja a sus hijos en la escuela y se va a trabajar tranquilo, confiando en que aquí van a estar bien y resulta que a una madre hoy la llaman para decirle que su hijo está muerto y a otra la llaman para decirle que su hijo mató a alguien… eso es terrible”, comentó la dominicana Germania Guzmán, quien tiene a su hijo en octavo grado. “Deberían tomar más en serio el tema de la seguridad y hacer más acompañamiento contra el bullying y aumentar los consejeros”.

La madre dominicana Germania Guzmán muestra preocupación.

Asimismo la puertorriqueña Luz Bones, quien no ocultaba su angustia, llegó hasta la escuela a recoger a su hijo Luis, quien está en primaria, y pidió que haya más control de armas.

“Yo estaba en una cita médica cuando me llamaron de la escuela y me dijeron lo que estaba pasando y me vine corriendo muy preocupada, y aunque el nene está bien, me duele saber lo que pasó aquí porque hoy se trató de un muerto con cuchilla mañana puede ser con un revólver… tienen que poner más controles”, dijo la madre, criticando que en la escuela no haya detectores de metales.

Según datos de la NYPD, la escuela afectada ha registrado 11 episodios de seguridad pública, y dos arrestos, ambos por agresión, al igual que cuatro informes de menores en crisis y tres reportes de actos cometidos por personas menores de 16 que serían consideradas ofensa cometidas por un adulto.

El alcalde Bill de Blasio, quien acudió hasta la escuela en horas de la tarde, mientras funcionarios de la Oficina forense y uniformados de la NYPD adelantaban labores de investigación, manifestó su dolor por lo ocurrido y aseguró que el hecho es una tragedia tanto para las familias de los niños agredidos como del agresor.

Funcionarios de la Oficina forense llegan a la escuela para realizar las pesquisas.

“Nuestros corazones se dirigen a las familias que han sido afectadas por esta tragedia. Esto es algo que cada padre, cada mañana, se preocupa por la seguridad de su hijo. En este momento hemos perdido la vida de un niño. Hay un niño que lucha por su vida. Y otro niño, el que cometió esta acción, cuya vida será destruida por este acto. Esta es una dolorosa, dolorosa tragedia”, comentó el mandatario, quien agregó que implementarían detectores de metales para controlar el ingreso de armas. “Habrá una detección inmediata y aleatoria con detectores de metales a partir de mañana”.

Por su parte, la canciller de Educación, Carmen Fariña reconoció que es natural el temor que ahora tienen muchos padres, pero advirtió que las autoridades escolares tomarán medidas para incrementar las seguridad en los centros educativos.

“Todos los padres tienen derecho a esperar que cuando envíen a sus hijos a la escuela por la mañana, regresen a las tres y en muy buena forma. Hoy, por desgracia, algunas familias no sentirán esta seguridad”, afirmó la funcionaria.

“Estoy con el corazón destrozado por la pérdida de uno de nuestros estudiantes y esta tragedia nunca debería haber pasado. Estamos trabajando estrechamente con el Departamento de Policía de Nueva York en la investigación y proporcionando apoyo de orientación y consejería para la comunidad escolar”.

Exigen seguridad más seguridad

El concejal Rafael Salamanca, de El Bronx, lamentó el hecho y aseguró que el trágico incidente pone de manifiesto nuevamente la necesidad de buscar mayores medidas de seguridad escolar.

Hoy la Ciudad ha fallado sobre esas medidas”, aseguró el político. “Juntos como miembros del Concejo para esta área, estaremos trabajando diligentemente en las próximas semanas para encontrar formas de fortalecer los procedimientos y prácticas de seguridad escolar, porque ningún padre debe temer por la seguridad de sus hijos cuando los envía a la escuela”.

Asimismo, la defensora del pueblo Letitia James calificó el incidente como “una pesadilla” para los padres y estudiantes y recalcó que las escuelas deben ser espacios libres de crimen y violencia.

“El horrible incidente de apuñalamiento en la Escuela de la Asamblea Urbana para la Conservación de Vida Silvestre es un trágico ejemplo de violencia y angustia en un lugar que debe proporcionar a los estudiantes un santuario”, dijo la funcionaria.

El último hecho de muerte en las escuelas de Nueva York se había registrado en el 2014, también en El Bronx, cuando un menor de 14 años perdió la vida.