Madre de Hiromi descarta que muerte haya sido negligencia médica

Bebé de Hiromi había muerto un día antes de que ella falleciera

Hiromi Hayakawa, quien falleció el pasado miércoles a las 11: 40 de la mañana en el hospital San Ángel Inn de Universidad en la Ciudad de México, se encontraba en trabajo de parto cuando se le vino una hemorragia y cuatro paros cardiacos, con tan mala suerte que falleció ella y su pequeña Julieta de ocho meses. Así lo dio a conocer la madre de Hiromi, Lourdes Elsa Salas, quien durante el funeral lucía devastada al ver el féretro de su famosa hija.

No hubo negligencia, ella entró ayer (miércoles 27 de septiembre) por un dolor en el estómago, pero todo se complicó, porque Julieta ya había muerto desde el martes y mi hija murió en la mañana. Hiromi tenía una hemorragia interna que no pudieron controlarla, la operaron en la noche y luego la operaron en la mañana como a las 11, pero le dieron cuatro paros cardiacos… la volvían, pero llegó un momento en el que ya… ya había fallecido y ya no se pudo hacer nada”, dijo la señora desolada.

Mamá de Hiromi hablando con los medios sobre la causa de muerte de su hija
Mamá de Hiromi hablando con los medios sobre la causa de muerte de su hija

Al velorio, que se llevó a cabo la tarde del miércoles en uno de los funerales más reconocidos del sur de la CDMX, llegaron infinidad de amigos famosos de la cantante como Kika Edgar, Toñita, Erika, Estrella, Laura Cortés, Germán Ortega, Benny Ibarra, María León, varios ex académicos y el elenco de “Mentiras” entre muchos otro conocidos y familiares de la cantante.

Por su parte, el esposo de Hiromi, Fernando Santana, no dejó de lamentar la muerte de su esposa cada vez que algún conocido le daba el pésame. El féretro quedó rodeado de varios cuadros de Hiromi, posters, globos y varios arreglos de flores blancas, entre ellos, las flores que mandó “Ventaneando”, otro adorno de Pati Chapoy y uno de Ocesa Teatro.

La caja con el cuerpo de Hiromi bajó a la capilla No.4 alrededor de las 22:00 horas, en donde ya la esperaban su esposo principalmente y toda la concurrencia. Sin embargo, los dos cuerpos fueron cremados el día de ayer, después de una misa presente, a las 18:00 horas. Las urnas de Hiromi y de Julieta reposarán en la casa de Fernando Santana. Descansen en paz.