Claves de paquete migratorio de Trump para legalizar a “Dreamers”

Fuertes medidas en contra de los inmigrantes en la reforma migratoria del Gobierno
Claves de paquete migratorio de Trump para legalizar a “Dreamers”
Aunque negó que lo haría pide la aprobación de la reforma a cambio de proteger DACA

WASHINGTON.- El presidente Donald Trump entregó este domingo al Congreso un paquete de propuestas para combatir la inmigración ilegal en la frontera y al interior del país, a cambio de la eventual legalización de los “Dreamers”.

Trump y varios funcionarios de la Administración indicaron que estas medidas deben ser parte de cualquier legislación que resuelva el limbo legal de los “Dreamers” tras el anuncio de la eliminación escalonada del programa de “acción diferida” (DACA) de 2012.

No está claro si Trump vetará una legislación que no incluya cada uno de estos principios.

La serie de propuestas de inmediato fue rechazada por los líderes demócratas del Congreso y la mayoría de grupos pro-inmigrantes en EEUU, que afirmaron que éstas no sirven ni para el arranque del debate sobre el futuro de los “Dreamers”, y exigieron en vez la aprobación del “DREAM Act”.

A continuación, los principales puntos del plan migratorio de Trump, según documentos difundidos por la Casa Blanca:

SEGURIDAD FRONTERIZA

  • Construcción de un muro fronterizo, cuyos detalles serían negociados con el Congreso, y mejorar la vigilancia en la frontera norte.
  • Garantizar el “regreso seguro y expedito” de niños no acompañados y unidades familiares detenidos en la frontera.
  • Eliminación del “Acuerdo Flores” de 1997, para agilizar la deportación de niños no acompañados centroamericanos.
  • Modificación de la llamada “Ley Wilberforce” de 2008, para que todos los niños no acompañados, sin importar su procedencia, sean devueltos a sus países o a terceros, a menos que sean víctimas de tráfico de humanos.
  • Aumento de castigos para quienes cruzan ilegalmente la frontera tras ser deportados.
  • Contratación de 370 jueces de Inmigración y 1,000 abogados de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) para agilizar los más de 600,000 casos atascados en las cortes.
  • Mejorar la “deportación expedita” de inmigrantes indocumentados sin tener que pasar por los tribunales de Inmigración.
  • Fortalecimiento del sistema de asilo, mediante el endurecimiento de la norma sobre el “miedo creíble”, sanciones para castigar el fraude, y la detención de solicitantes mientras se verifican sus reclamos.

VIGILANCIA AL INTERIOR DEL PAÏS

  • Eliminar ciertos fondos policiales para centenares de ciudades y jurisdicciones “santuario”
  • Crear incentivos para que las autoridades locales y estatales colaboren con ICE.
  • Contratación de 10,000 agentes de ICE y 300 fiscales federales.
  • Agilizar deportación de inmigrantes que se quedan en EEUU con visas vencidas, que conforman el 40% de la inmigración ilegal.
  • Frenar la puesta en libertad de indocumentados en vías de deportación, y de criminales indocumentados que deben pasar a la custodia de ICE.
  • Prohibir el desembolso de beneficios migratorios para pandilleros.
  • Exigir el uso obligatorio de “E-Verify”, para que todas las empresas verifiquen el estatus migratorio de sus empleados, y frenar la discriminación laboral de trabajadores estadounidenses.
  • Ampliar los recursos para combatir el fraude de visas.

SISTEMA DE VISAS CON BASE A “MÉRITOS”

  • Poner punto final a la “inmigración en cadena”, al limitar la residencia permanente por vínculos familiares a cónyuges e hijos menores de ciudadanos y residentes legales.
  • Creación de un sistema de visas legales en el cual los solicitantes acumulan “puntos” según sus “méritos”, destrezas laborales o conocimientos.
  • Eliminación de la “lotería de visas”, que cada año concede 50,000 visas a extranjeros de países con baja representación en EEUU y que, según la Administración, muchos de los cuales “no tienen vínculos con EEUU, ni destrezas especiales y una educación limitada”.
  • Establecer un límite “apropiado” en el número de refugiados, para combatir el fraude, y reflejar las nuevas “prioridades estadounidenses”.