Uno de los estados más recios contra los indocumentados busca policías que hablen español

Buscan reclutar más de 1,000 agentes en todo el estado
Uno de los estados más recios contra los indocumentados busca policías que hablen español
Menos del 20% de la policía de Phonexi, capital de Arizona es hispana y habla español

La ironía azota con fuerza uno de los estados más recios contra los indocumentados en Estados Unidos.

Los departamentos policías del estado de Arizona buscan diversificar sus filas con un mayor número de oficiales que pertenezcan a grupos de las minorías, entre ellos latinos, con el objetivo de que representen mejor a las comunidades que sirven.

Jeri Williams, jefa del Departamento de Policía de la Ciudad de Phoenix, aseguró hoy en rueda de prensa que cada departamento debe representar mejor a la comunidad en que sirven y de paso “reflejar” a diversos grupos minoritarios de la sociedad.

En la conferencia de prensa, Williams indicó además que sus esfuerzos no solo se concentran en Arizona, sino también en otros estados que tratan de atraer personal calificado.

Por su parte, Frank Milstead, director el Departamento de Seguridad Pública de Arizona (DPS), manifestó que el principal obstáculo para reclutar personal es la adicción a las drogas.

“Un problema que afecta cada vez más a la sociedad en general”, explicó.

Por ello, intentan llegar a los jóvenes en la escuela secundaria, “antes de que se involucren con drogas o el alcohol”, y mostrarles el futuro que pueden tener dentro de las fuerzas del orden”, dijo.

Otro reto que enfrenta su departamento es la contratación de mujeres, ya que solo el 5 % de sus agentes son féminas.

En el caso del Departamento de Policía de Phoenix, el 18 % de su personal es de origen hispano, el 13 % es mujer y el 5 % afroamericano.

La Oficina del Alguacil del condado de Maricopa se sumó a la idea de que los agentes puedan comunicarse también en español para hacer más efectivo su trabajo.

Solamente estas tres agencias buscan cubrir cerca de 1,000 puestos vacantes.

El próximo sábado, una feria de trabajo en la NAU contará con “reclutadores” de diferentes agencias policiacas de Arizona.