¿Por qué el caso del inmigrante acusado de matar a “Kate” es especial para ICE y Trump?

El juicio contra el sospechoso ya comenzó
¿Por qué el caso del inmigrante acusado de matar a “Kate” es especial para ICE y Trump?
El presidente Donald Trump respaldó la llamada "Ley Kate".
Foto: JIM WATSON/AFP/Getty Images

Kate Steinle murió de un disparo en julio de 2015 en un muelle en San Francisco y el sospechoso es José Inés García Zárate o Juan Francisco López Sánchez, un mexicano que está en juicio por ese delito.

Este caso resulta especial para las políticas migratorias del presidente Donald Trump, ya que fue el que justificó la llamada “Ley Kate” (H.R.3004), que fue aprobada por la Cámara de Representantes en junio pasado, para aumentar las penas de los inmigrantes que reingresan al país después de ser deportadas, pero principalmente, porque esas personas cometan delitos contra estaounidenses.

Sin embargo, la norma está en el Senado, donde fue recibida en el 7 de julio pasado, sin que haya sido discutida, según los archivos del Congreso.

En el momento de la muerte de la joven, el indocumentado que había sido deportado del país cinco veces gozaba de libertad condicional en Texas y en su historial constaban siete delitos graves.

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) había emitido una orden de retención pidiendo que fuera mantenido en custodia para que las autoridades de Inmigración lo pudieran detener.

No obstante, debido a que San Francisco se acoge a las políticas de “ciudad santuario”, las autoridades de la ciudad no cumplieron con la solicitud del ICE y lo dejaron en libertad el 15 de abril de 2015.

Este caso también fue los que justificaron la creación de VOICE  (Víctimas de Inmigración Criminal), para denunciar delitos cometidos por inmigrantes.

Actualmente el caso es atendido en una corte en California, donde varios testigos señalaron que el indocumentado mexicano sospechoso tuvo un comportamiento extraño el día del hecho.

Una de las testigos, Michelle Lo, aseguró que le llamó la atención que el sospechoso, García Zarate, se reía sentado en una silla y poco después huyó del lugar donde luego la víctima fue descubierta desangrada, el Muelle 14, un paseo turístico de esta ciudad del norte de California.

Otro protagonista de los hechos, el oficial del Departamento de Policía de San Francisco (SFPD) Andrew Bryant declaró que cuando tuvo contacto visual con García Zarate, también identificado como Juan Francisco López Sánchez, este huyó en dirección contraria.

Ante ello, Bryant sacó su arma y le ordenó que se detuviese, pero el sospechoso continuó caminando y fue detenido por un policía encubierto que le ordenó tirarse al piso, donde fue esposado.

El también oficial de SFPD Raymond Ortiz presentó al jurado vídeos y fotografías que mostraban la localización exacta de García Zárate en una silla giratoria en el muelle, en el lugar exacto donde Steinle fue alcanzada por la bala, junto con la ubicación de varios testigos relacionados.

Otro de los testimonios fue el de Marie Moreno, una profesora de tercer grado y que junto con Aryn Carpenter alquiló una habitación en un hotel con vista directa al Muelle 14, y manifestó que García Zárate fue la única persona que vieron huir del lugar tras oirse el disparo.

La fiscalía señaló hoy que tras un examen efectuado en las manos del indocumentado mexicano se le encontraron residuos de pólvora usualmente causados cuando se dispara un arma.

La defensa trata de demostrar la tesis de que un arma encontrada debajo de una banca del muelle por el inmigrante mexicano, de 54 años, se disparó accidentalmente, pero la Fiscalía asegura que son los testigos que vieron al indocumentado apuntar con el arma a varios transeúntes incluyendo a Steinle.

Con información de EFE