Campaña busca educar a padres de niños con asma en Nueva York

La iniciativa multimedia de las autoridades de Salud le recuerda a las familias que los infantes con la enfermedad pueden llevar una vida activa y saludable

La nueva campaña también se difundirá en español en televisión y redes sociales en toda la ciudad.
La nueva campaña también se difundirá en español en televisión y redes sociales en toda la ciudad.
Foto: DOHMH

En la Ciudad de Nueva York se estima que aproximadamente 170,000 niños sufren de asma y la enfermedad afecta desproporcionadamente a los niños afroamericanos y latinos que viven en barrios pobres.

Así lo dio a conocer este jueves el Departamento de Salud e Higiene Mental (DOHMH), al lanzar una nueva campaña multimedia que tiene como fin educar a los padres sobre los beneficios de manejar el asma de sus hijos todos los días.

La iniciativa llamada: “El asma no tiene que evitar que sus hijos sean niños”, les recuerda a los padres que trabajen con sus doctores y proveedores de atención médica para crear un plan diario de control del asma que incluya tomar medicamentos si es necesario y trabajar en coordinación con el personal escolar y los cuidadores.

Según las estimaciones del DOHMH, en la Ciudad de Nueva York el 13.3% de los niños (173,660) sufren de asma. Además indican que esta enfermedad es la principal causa de hospitalizaciones de infantiles y esto ocurre con más frecuencia en las áreas más pobres de la ciudad como El Bronx, East y Central Harlem, y Central Brooklyn. Estos vecindarios tienen un alto porcentaje de población de origen latino.

Precisamente, los datos del DOHMH aseguran que la prevalencia de asma entre los niños latinos es del 15%, sólo superados por los niños afroamericanos con 22%. Entre los niños blancos es de sólo el 4%.

Entre otras cosas, la campaña enfatiza que los medicamentos para el asma, cuando se usan según las indicaciones, pueden evitar que sucedan muchos de los ataques que sufren los infantes.

“Los niños que sufren de asma pueden aprender, jugar y participar en las mismas actividades que sus compañeros siempre que su asma esté bajo control”, dijo la comisionada de Salud, la doctora Mary T. Bassett.

“Esta campaña les recuerda a los padres los beneficios significativos que tiene la medicación diaria y el evitar los desencadenantes ambientales del asma, que pueden afectar la salud y la calidad de vida de un niño”, agregó Bassett.

Las autoridades de salud aconsejan que, una vez que el padre  establece un plan de manejo de la enfermedad, debe compartirlo con los miembros de la familia, los centros de cuidado infantil y otros cuidadores.

Los padres también deben pedirle al médico de su hijo que llene el formulario de administración de medicamentos para el asma (Asthma Medication Administration Form o MAF) y que se lo devuelva a la enfermera de la escuela todos los años.

La campaña se extenderá hasta el 26 de noviembre y cuenta con anuncios, tanto en inglés como en español, que están siendo publicados en televisión y redes sociales en toda la ciudad.

Se puede obtener más información sobre los medicamentos para el asma diarios y de emergencia, así como los servicios en la ciudad de Nueva York, en línea en nyc.gov/health/asthma y llamando al 311. Allí puede solicitar un “Kit” de acción para el asma gratis.