Bill de Blasio: “Mantendremos los hospitales públicos a flote”

El alcalde de Nueva York asegura que protegerán los centros médicos que enfrentan grandes recortes de fondos federales
Bill de Blasio: “Mantendremos los hospitales públicos a flote”
Alcalde Bill de Blasio durante su reunión con la junta editorial de El Diario NY.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Los hospitales públicos de la Ciudad de Nueva York, agrupados bajo la corporación “NYC Health + Hospitals” (NYCHH), que actualmente enfrentan un déficit presupuestario de $1.2 mil millones, dejarán de recibir fondos adicionales por más $300 millones el próximo año fiscal, debido a que el Gobierno Federal dejó vencer la fecha límite –el pasado 1 de octubre– para renovar el programa “Disproportionate Share Hospital” (D.S.H).

Los fondos del DSH, que deben ser aprobados por el Congreso en Washington D.C., van dirigidos directamente a ayudar a los centros médicos de todo el país para que cubran los gastos en los que incurren por los servicios que prestan a personas pobres, con Medicaid, a los que no poseen seguro médico y, en algunos casos, a los inmigrantes indocumentados.

El NYCHH es el sistema de hospitales públicos municipales más grande de la nación, con más de 11 hospitales, y  se estima que del millón de personas que atiende anualmente, unas 400,000 no poseen seguro médico. Muchos de ellos son neoyorquinos de origen hispano.

Por esta razón, durante una reciente visita a la redacción de EL DIARIO en la que se reunió con su junta editorial, le preguntamos al alcalde Bill de Blasio qué hará su Administración para ayudar a los hospitales públicos ante este recorte de fondos federales, para que no eliminen los servicios esenciales y vitales que le proveen a las comunidades más pobres, vulnerables y necesitadas de la Gran Manzana.

Aunque no fue muy específico, De Blasio aseguró que su Gobierno ha invertido “una gran cantidad” (de fondos) en los últimos dos años para que los hospitales públicos de la ciudad, que son una especie de “safety-net” (red de seguridad) para las pesonas pobres, puedan seguir operando.

“Que quede muy claro que vamos a proteger a los hospitales públicos (…) Nadie pensó que esto iba a pasar y que iba a golpear tan fuerte a nuestros hospitales, pero los vamos a mantener a flote, no importa lo que eso cueste”, dijo el alcalde.

“Tenemos que hacer una serie de reformas y cambios, y una verdad obvia es que vamos a tener menos personal, pero los servicios a la comunidad van continuar. También pondremos más énfasis en la prevención a través de los cuidados de salud primarios“, agregó.

El alcalde dijo que, al igual que ha pasado con la Ley de Cuidado de Salud Asequible, que muchas voces en todo el país incluyendo a gobernadores republicanos, se han unido para presionar al Congreso para que reconozca “el peligro” de eliminarla, lo mismo pasa con el D.H.S.

“Líderes de comunidades alrededor del país han dicho que el no extender estos fondos va a ser muy peligros para sus sistemas hospitalarios y podría obligar al cierre de algunos hospitales eventualmente. Esto también impone una gran carga a los contribuyentes (…)  Al igual que con la ACA, somos optimistas y esperamos que esos fondos sean extendidos y se revierta esta crisis“, dijo De Blasio.